MORELIA, Mich., 10 de enero de 2018.- En lo que sonó a deslinde de las acciones de su hijo Rodrigo Vallejo Mora, quien apareció en 2014 en videograbaciones departiendo con un líder criminal, el ex gobernador de Michoacán Fausto Vallejo Figueroa dijo haber inculcado valores y principios a sus hijos en casa, pero que cada quien es responsable de sus actos.

“Delante de mi familia le digo al pueblo de Michoacán y Morelia: a mis hijos les inculcamos valores y principios en la casa, pero como cada persona, ellos son responsables de sus propios actos”, dijo en la plaza principal de Morelia, donde esta tarde citó a sus seguidores luego de que este lunes hiciera pública su intención de contender por la alcaldía de Morelia.

“De cara a los ciudadanos, de frente les digo, que nosotros sabemos quiénes somos, y ustedes saben quiénes somos; durante más de 40 años de servicio público dedicado al pueblo”, dijo Vallejo Figueroa flanqueado por su esposa Patricia Mora y sus dos hijos, Fausto y Rodrigo, El Gerber.

Tras la difusión de un video en que aparece al lado de Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de la organización criminal autodenominada Los Caballeros Templarios, en 2014 El Gerber fue detenido y encarcelado acusado de encubrimiento; un año después fue requerido por las autoridades ente una nueva investigación sobre el delito de delincuencia organizada.

En marzo de 2016, el Cuarto Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito aceptó la reconsideración que solicitó la defensa de Vallejo Mora, por lo que a El Gerber le fue reducida la condena de un año ocho meses, a siete meses, y la multa de siete mil nueve pesos con 35 centavos se redujo a mil 344 pesos, con que pagó su libertad.

En diferentes foros, el ex gobernador y ex edil de Morelia ha defendido la pulcritud de su administración al frente del servicio público en los distintos cargos ejercidos, y en entrevistas con medios nacionales aseguró en 2014 que las reuniones de su hijo con La Tuta fueron bajo amenaza, ya que la delincuencia organizada advertía a El Gerber que si no acudía asesinarían a su hermano Fausto Vallejo, el promogénito de la familia Vallejo Mora.