MORELIA, Mich., 3 de julio de 2020.- Un decremento por el 35.08 por ciento presenta el registro de enfermedades parasitarias e infecciosas del aparato digestivo de 2019 a 2020, con corte a la semana epidemiológica 25, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud (Ssa) federal.

Según el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, de la SSa, entre el 1 y 22 de junio de 2019 se tuvieron 169 mil 019 casos de padecimientos infecciosos y parasitarios del aparato digestivo, en tanto que hasta el 20 de junio de 2020 el total de casos se estableció en 109 mil 722.

Fue la shigelosis el mal del aparato digestivo con mayor repunte en el lapso de referencia, con un 84.38 por ciento, de 64 a 10 casos, seguido por la enterobiasis, un 41.18 por ciento, de 85 a 50 casos; otras helmintiasis, un 40.50 por ciento, de mil 573 a 936 casos; infecciones intestinales por otros organismos y mal definidas, un 35.78 por ciento, de 80 mil 756 a 51 mil 860 casos; enfermedades infecciosas intestinales, un 35.04 por ciento, de 83 mil 608 a 54 mil 309 casos, y giardasis, un 31.91 por ciento, de 47 a 32 pacientes.

Asimismo, otras salmonelosis, un 26.77 por ciento, de 777 a 569 pacientes; ascariasis, un 21.74 por ciento, de 138 a 108 pacientes; amebiasis intestinal, un 18.14 por ciento, de mil 0586 a 889 casos, y fiebre tifoidea, un 4.61 por ciento, de 217 a 207 casos;

Entre los padecimientos analizados, tuvieron tendencia al alza la fiebre paratifoidea, un 40.57 por ciento, de 106 a 149 pacientes identificados; absceso hepático amebiano, 40 por ciento, de 10 a 14 casos; infección bacteriana alimentaria, 17.14 por ciento, de 70 a 82 casos, e infecciones intestinales por protozoarios, un 5.19  por ciento, de 482 a 507 pacientes.  

Únicamente en el caso del cólera no se identificaron variaciones en el período de referencia, ya que en 2019 y 2020 la entidad mantuvo una tasa cero para este padecimiento.   

El ingreso de la temporada cálida es también el período de mayor incidencia de enfermedades del aparato digestivo, con síntomas como diarrea, vómito, náuseas, dolor de cabeza, deshidratación, dolor abdominal y fiebre.

Como en las enfermedades respiratorias,  infantes menores de cinco años y adultos mayores son grupos vulnerables ante estos padecimientos, por lo que se requiere de extremar precauciones para  buscar reducir riesgos de contagios.