MORELIA, Mich., 10 de enero de 2019.- Al año, los cirujanos plásticos de Michoacán reportan 600 casos de enfermedades por modelantes inyectables en glúteos, labios, nariz o pómulos, debido a que se trata de sustancias peligrosas que ponen en riesgo la vida de las personas.

El médico, Martín Lira Álvarez, miembro del consejo directivo de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, advierte que se trata de un problema de salud pública que ha ido en aumento, y que, incluso, podría ser mayor, ya que existen pacientes que aún no manifiestan síntomas.

“Estas sustancias producen una reacción inflamatoria sistémica, una irritación de los tejidos y que si la cantidad que se aplicaron es grande, puede migrar a través del sistema linfático hacia el hígado, riñones, piernas o espalda, y cuando se quiere retirar el producto ya no se puede”, manifestó el especialista.

De acuerdo con el cirujano plástico, la enfermedad está descrita desde 1973 y la Organización Mundial de la Salud (OMS) la tiene identificada como un problema serio, que ha crecido en los últimos 10 años. “Puede ocasionar la muerte, y aún no existe evidencia de que produzca cáncer como tal”, alertó.

Uno de los casos públicos más sonados en el país es el de la cantante Alejandra Guzmán, quien se ha practicado más de 20 cirugías para eliminar las sustancias que le inyectaron para moldear los glúteos, pero hasta la fecha, no ha sido posible quitar el producto en su totalidad.

“Cuando se quiere retirar estos modelantes, no es tan fácil, y ocasiona un daño a los tejidos en donde se aplicaron, y los síntomas desafortunadamente se dan de manera tardía, pueden pasar hasta 16 años, pero en lo que esto sucede, como no tienen ninguna sintomatología, lo siguen recomendando”, agregó.

El especialista informó que al Hospital de la Mujer de Morelia han llegado pacientes a las que les fueron inyectadas estas sustancias y que desafortunadamente fallecieron al llegar al área de urgencias para ser atendidas por complicaciones.

“Los modelantes están siendo aplicados por personas que no tienen nada que ver con el área médica, es el principal problema que hemos identificado, pero también hay médicos y enfermeras que lo están infiltrando, los piden por internet y con 5 mil pesos alcanza para dos glúteos y ellos cobran 20 mil pesos”, comunicó.

Lira Álvarez expuso que durante la temporada de fin de año suele incrementarse hasta en un 30 por ciento el número de personas que deciden aplicarse modelantes inyectables, que en realidad son biopolímeros; metacrilatos, que es como un cemento especial; e incluso, aceites vegetales y minerales, derivados de la parafina, y medicamentos para la tos.

“Las regiones que más se acostumbra infiltrar son las regiones de Tierra Caliente en municipios como Apatzingán, Huetamo; así como en Lázaro Cárdenas y Morelia”, ejemplificó.

Las personas interesadas en practicarse alguna cirugía plástica o estética con profesionistas certificados pueden consultar la página de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica: www.cirugiaplastica.org.mx, en donde podrán encontrar a los mil 472 cirujanos plásticos del país, de los cuales 31 son de Michoacán.

“Los castigos ya están, Michoacán es uno de los estados en donde se reformó la Ley de Salud en 2015, en donde está contemplado que es un delito infiltrar productos de este tipo. Hay que hacer la denuncias para que las instituciones puedan hacer su trabajo”, concluyó el cirujano plástico.