MORELIA, Mich., 29 de noviembre de 2020.- Un total de 571 negocios han sido sancionados por incumplimiento de las medidas sanitarias de prevención de contagios por coronavirus (Covid 19) en Morelia, refirió Pedro Vázquez Dector, director de Inspección y Vigilancia.

Detalló que desde el pasado de marzo, en la capital michoacana 73 establecimientos mercantiles fueron sujetos de una clausura total temporal, en tanto que 498 más fueron infraccionados con multas que alcanzan hasta los seis mil pesos.

Pese a las campañas de difusión de las medidas para la prevención de contagios por Covid 19 en los comercios, como el uso de tapetes sanitizantes, gel antibacterial y cubrebocas; toma de la temperatura corporal de los clientes y trabajadores; definición de aforos máximos, y preservación del distanciamiento físico, se han identificado negocios que de manera recurrente incumplen con los protocolos sanitarios.

Principalmente, los giros sancionados han sido bares, antros y centros nocturnos, especialmente por los aforos máximos permitidos, ya que los establecimientos regularmente los determinan con base en su afluencia ordinaria, no en su capacidad instalada real.

“Estaban acostumbrados a meter, en un local con capacidad para 200 personas, hasta 400; entonces, cuando les pedimos que redujeran su aforo a un máximo del 50 por ciento, consideraron que podían permitir el ingreso de hasta 200 clientes, cuando el acceso real era de hasta 100 personas”, mencionó Vázquez Dector.

Agregó que, si bien durante las primeras visitas efectuadas por el personal municipal se otorgó tolerancia a los comercios y o se procedió a la implementación de multas económicas o clausuras, ante la reincidencia se decidió que algunas clausuras totales temporales no podrían levantarse antes de un mes, como fue el caso de bares y antros ubicados en el Centro Histórico.

Otra dificultad que se ha encontrado, sobre todo en bares, antros y centros nocturnos, ha sido la imposibilidad de controlar la movilidad de los clientes, ya que aunque algunos negocios establecen distanciamiento físico, los usuarios reúnen el mobiliario o deambulan por el sitio, lo que genera concentraciones de personas que de manera continua se deben desincentivar, además que no es posible asegurar el uso adecuado del cubrebocas durante toda la estancia de las personas en estos locales.

Pedro Vázquez manifestó que, pese a que el gobierno de Morelia advirtió que se llevaría a cabo la clausura definitiva y la revocación de la licencia municipal de funcionamiento en los casos donde los comercios no respetaran las medidas de prevención de contagios, sólo se ha efectuado una clausura definitiva en este año, por causales ajenas a la pandemia de Covid 19.

Se trata del bar La Inmune, donde se registró en febrero pasado un incidente de violencia perpetrada por personal de seguridad privada en contra de un usuario y que actualmente enfrenta la revocación de su licencia municipal de funcionamiento.