Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Saca colmillo perito y vuelca caso Satya al acreditar homicidio

Cecilia Sierra/Quadratín
 
| 25 de abril de 2018 | 23:00
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 25 de abril de 2018. – El perito Severino Limas, as bajo la manga de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, echó por tierra la declaración del presunto homicida de Satya y robusteció la principal línea de investigación de la Fiscalía.

Los 18 años de experiencia en criminología de Severino pueden ser la diferencia en el rumbo de la causa 638/2016, número asignado a la carpeta de investigación del homicidio de la mujer encontrada en la habitación número 19 del motel Las Palmas, de Morelia, hace ya casi dos años.

La versión de José Gerardo, el acusado, refiere que la víctima pereció durante un acto sexual consensuado, cuando sostenían prácticas sadomasoquistas. Sin embargo, la mecánica de hechos, basada en lo encontrado en el interior de la habitación y la posición del cadáver, sugiere que el deceso no ocurrió así.

En la audiencia del juicio oral de este miércoles, en salas del Poder Judicial de Michoacán, se recreó el momento de la muerte: Satya fue asfixiada contra la almohada, mientras el imputado la sostenía con una funda sobre el rostro.

El perito en criminalística sostuvo que no había indicios en el cuerpo de la víctima de líquido seminal o espermas en la boca, genitales o recto, situación que revela que jamás hubo un contacto sexual, como aseguró José Gerardo.

Asimismo, perfiló que por la talla de la desaparecida era imposible llevar a cabo una postura sexual y asfixiarla al mismo tiempo, No obstante, un dato ha sido contundente: Satya se defendió.

Intentó zafarse del estrangulamiento, y durante su esfuerzo se rasguñó y también al imputado.

En el crimen, la postura de dominio y la situación ventajosa del presunto homicida fue letal: se colocó a la altura de los omóplatos, y mientras la jalaba, con la funda la presionaba contra la almohada, ocasionando asfixia al taparle los orificios nasales, tal y como recreó en la audiencia el perito.

En la reconstrucción de hechos participó de manera voluntaria la madre de Satya, en tanto que el acusado buscaba con su mirada otro punto de la sala, tratando claramente de evitar esa escena.

El caso no ha concluido. El debate de juicios orales continuará. También el desfile de pruebas y testimoniales, pero la noche de este miércoles los jueces no pudieron ocultar su sorpresa ante la forma como pudieron ocurrir los hechos.

Hasta el propio José Gerardo se notó sorprendido, al igual que la defensa del inculpado, quienes por más que quisieron evitar la presencia de Severino Limas no pudieron hacer nada y su controversia fue rechazada por el Tribunal…

Comentarios

Notas relacionadas

Principales