MORELIA, Mich., 9 de agosto de 2018.-El gobernador del estado, Silvano Aureoles informó que Michoacán requerirá de unos 2 mil 500 millones de pesos para hacer frente al déficit que registra en salud, educación y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

“No solamente necesitamos esos recursos para salir más o menos el año. Lo que estamos haciendo es atender el problema estructural que tenemos en estos sectores”, indicó.

En entrevista, el mandatario sostuvo que si se logra que el Fondo Nacional de Educación asuma el pago de nómina y prestaciones de maestros, “sería formidable, porque el estado contrató maestros sin tener dinero y luego andamos sufriendo para pagar la nómina”.

Silvano Aureoles explicó que el gobierno tiene que recortar gastos para poder pagar y no caer en el círculo vicioso de otros tiempos, donde se echaba mano de los recursos del Seguro Popular para solventar la nómina magisterial.

Recordó que el gobierno michoacano ganó tiempos a la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, al anunciar un programa de reingeniería administrativa que permitió el ahorro de recursos.

“Solamente en nómina del sector educativo, el gobierno requiere de 5 mil 200 millones de pesos anuales, más mil 300 del sector salud. Estamos hablando de casi 7 mil millones de pesos de déficit”, destacó.