MORELIA, Mich., 19 de junio de 2019.- El Observatorio para los Derechos Políticos de las Mujeres ha recibido dos denuncias de violencia política en lo que va del año, a las que se suma una decena de casos registrados en 2018, por lo que representantes del organismo presentaron tres acciones estratégicas para revertir la estadística.

En entrevista con Quadratín, el presidente del Observatorio, Omero Valdovinos Mercado, reservó los detalles de los dos casos registrados en apego a criterios de presunción de inocencia, pero aseguró que se le da el trámite correspondiente para el deslinde de responsabilidades.

A pregunta expresa, admitió que no se cuenta con un diagnóstico claro acerca del fenómeno de la violencia política, pero aclaró que esto se debe a que existen dinámicas tan normalizadas que no las reconocen ni las propias víctimas, por lo que se aplicará un cuestionario entre mujeres de la función pública del estado para recoger datos fehacientes.

“Hemos recibido dos casos de violencia política en este año. Como parte de las acciones proyectamos llevar a cabo tres acciones concretas en este mismo año con la finalidad de que se refleje que el Observatorio ha estado y está al pendiente de mejorar la vida política de las mujeres”, expuso.

Detalló que estas tres acciones son: un torneo de debate que se denominará “Gertrudis Bocanegra”, un Taller de sensibilización sobre violencia política por razón de género y el taller: Mujeres con estrategia.

“Estos temas competen no solo a las mujeres, sino a los hombres, funcionarios, sociedad civil y partidos políticos; tratando de acotar que sea más efectivo y rápido y se arraigue en toda la sociedad para garantizar una mejor participación política en todos los ámbitos”, expuso.

Cabe recordar que el Observatorio para los Derechos Políticos de las Mujeres atendió en 2018 una decena de casos en el marco del proceso electoral; el entonces presidente Ramón Hernández Reyes, reportó casos de denostaciones, intimidaciones, limitaciones para la postulación y el ejercicio del cargo hasta agresiones verbales y físicas.