MORELIA, Mich., 26 de octubre de 2020.- Luego de acusar que los recortes aprobados por la mayoría de Morena en el Congreso de la Unión alcanzarán los siete mil 728 millones de pesos para Michoacán, el gobernador, Silvano Aureoles, advirtió que esa decisión pondrá en una situación sumamente difícil a la entidad que podría presentar riesgos de parálisis económica para el 2021.

Al encabezar un evento con sectores productivos, empresariales, partidos políticos, alcaldes, representantes eclesiásticos y otros actores de la sociedad civil, el mandatario manifestó que la Federación está condenando a Michoacán al retroceso, so pretexto de un falso discurso contra la corrupción.

Silvano Aureoles dejó en claro que el llamado no es contra el Presidente, contra el gobierno ni mucho menos conlleva un trasfondo político electoral, pero, explicó que se trata de un llamado de auxilio ante la difícil situación que presenta Michoacán.

Dijo que desde el 2019 el gobierno de la República ha sostenido una serie de recortes para la entidad, primero, con dos mil 700 millones en 2019, dos mil 400 millones en 2020, así como los siete mil 728 millones de pesos que proyecta el 2021.

A ello, el perredista dijo que Michoacán perderá aparte 900 millones de pesos del Fondo Metropolitano aunado a lo que se recorta al tema de las escuelas de tiempo completo que dejarán sin espacio a más de 125 mil niños, sin descontar los recortes autorizados al Fortaseg que permitía el fortalecimiento institucional de las áreas de seguridad pública municipal.