PERIBÁN, Mich., 7 de octubre de 2018.-   Un total de 73 familias que resultaron damnificadas por las inundaciones ocasionadas por las lluvias intensas y el desbordamiento del río Cutio y la presa Parástico, el pasado 23 de septiembre, recibieron enseres domésticos proporcionados por el gobierno de la entidad.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, expresó que las familias, quienes perdieron dos semanas atrás sus posesiones materiales, obtuvieron apoyos en bases de camas, colchones, tinacos para el agua potable, roperos, estufas, refrigeradores, así como electrodomésticos menores, entre los que se contaron planchas.

En el auditorio municipal, Aureoles Conejo encabezó la entrega de los apoyos a los afectados por las precipitaciones pluviales, con una inversión global por un millón de pesos.

Ante residentes del municipio de Peribán, el mandatario aseguró que la primera prioridad será continuar las acciones de búsqueda y rescate de las tres personas que al momento permanecen desaparecidas, un adulto y dos menores.

De forma simultánea, se pretende impulsar los trabajos de reubicación y dotación de vivienda para 20 familias, cuyos hogares fueron dictaminados como inhabitables.

Para esto, explicó Silvano Aureoles que se lleva a cabo un trabajo conjunto con el municipio para la construcción de las nuevas viviendas.

Agregó que estas actividades se complementarán con la revisión de los inmuebles que, pese a no ser identificados como pérdidas totales, se encuentran en la zona de daño, vulnerables a sufrir los efectos adversos de otro evento natural.