MORELIA, Mich., 11 de enero de 2017.-El presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Pascual Sigala Páez rechazó que se haya adoptado una política de puertas cerradas a los grupos inconformes ya que, por ejemplo, en el caso de las mujeres que se manifestaron este miércoles, no quisieron hablar con nadie.

“Yo aquí estoy, pero no quieren hablar con nadie, no traen un pliego petitorio, sólo por las cartulinas que portan sabemos que están inconformes con el recorte al presupuesto de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo”.

En una improvisada rueda de prensa en la cafetería ubicada en contra esquina de la sede del Poder Legislativo, el diputado del Partido de la Revolución Democrática aseguró que como representantes populares que son, siempre estarán dispuestos a escuchar las demandas de los ciudadanos.

Sigala Páez señaló que el Congreso del Estado no hizo ningún recorte al presupuesto de la máxima casa de estudios ya que se respetó la propuesta presentada por el Ejecutivo estatal.

Aunque el cierre del portón de acceso al palacio legislativo invariablemente se cierre cuando hace presencia algún grupo inconforme, en esta ocasión, lo declarado por el representante del
Poder Legislativo pudo ser confirmado por la reportera a quienes las manifestantes declararon que no querían hablar con nadie y hasta mañana jueves volverían con un pliego de peticiones.

Momentos después de sus declaraciones apareció el Grupo de Operaciones Especiales, cuyos elementos simplemente marcharon sobre la avenida Madero replegando a las inconformes sin que hubiera un solo empujón.