MORELIA Mich., 15 de mayo de 2019.- Pese a ser una entidad con una amplia  proporción de bosques, la Comisión Forestal del Estado solo cuenta con 2 millones de pesos para hacer frente al fenómeno de los incendios forestales.

La firma de convenios con 28 municipios que presentan reservas forestales hacen que la Comisión Forestal apenas logré duplicar ese presupuesto, insuficiente a toda luces para enfrentar la magnitud de los siniestros.

Según los datos proporcionados por la propia Comisión, en esta temporada de incendios se echa mano de un raquítico fondo ambiental de poco más de 450 mil pesos, con el que se equipó a las brigadas.

Según la información, la reducción financiera propuesta por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y aprobada por el Congreso de la Unión, tuvo un impacto negativo en Michoacán, donde al presupuesto etiquetado para el combate a incendios pasó de 4 a 2 millones de pesos, mientras que las cuadrillas de apagafuegos, pasó de 49 a 26.

Michoacán cuenta con un inventario de un millón 200 mil hectáreas de bosque y este año ha registrado 526 incendios forestales hasta este miércoles, cifra muy superior a la de 2018, que concluyó con 537, y una pérdida de 7 mil 447 hectáreas, según la Comisión Forestal.

El problema viene antecedido porque Gobierno federal eliminó del Presupuesto de Egresos 2019 el Programa de Empleo Temporal (PET), a través del cual se etiquetaban los recursos para la prevención de incendios forestales.

En 2018, el PET tuvo 349 millones de pesos destinados al pago por jornal de 84 mil beneficiarios que trabajaron de manera temporal en nueve rubros prioritarios para las comunidades, como la prevención de incendios forestales, conservación de suelos, agua y vida silvestre, en los municipios susceptibles a sufrir incendios, huracanes, inundaciones y sequías.

De acuerdo con los lineamientos de operación del programa de la Semarnat, para el ejercicio fiscal 2018 los beneficiarios recibían 870 pesos por diez días de trabajo en la construcción o rehabilitación de brechas cortafuego, podas, acordonamiento y retiro de material combustible, además de la vigilancia en torre para notificar en caso de fuego.

Solamente en el Estado de México se confirmó que la Comisión Nacional Forestal retiró este año las 40 brigadas de prevención de incendios que el pasado gobierno desplegaba cada temporada de marzo a junio, pero después logró el apoyo de diez grupos.

La propia Conafor indicó que la Federación ha desplegado a 3 mil 800 brigadistas en el combate de 100 siniestros, de los 4 mil 425 incendios que han afectado 152 mil 952 hectáreas este año.