MORELIA, Mich., 21 de enero de 2019.- El hecho de que haya varios miembros de una familia en el Poder Judicial no quiere decir que haya nepotismo. Ya hasta antes de hubiera carrera judicial, dentro de las facultades de jueces y magistrados establecidas en la Constitución Política del Estado estaba la de designar a su personal, afirmó el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Marco Antonio Flores.

Fue a partir de la creación del Consejo del Poder Judicial que se creó la carrera judicial que se abrió a escribientes, actuarios, secretarios y a través de cursos y concursos se empezaron a formar reservas que acceden a diversos cargos cuando se requiere y es ya un gran número de personas que han ingresado a través de concursos de oposición.

“Yo tengo dos hijos que trabajan aquí; ingresaron mucho antes de existiera el Consejo del Poder Judicial, cuando el ingreso era muy diferente.  Actualmente resulta crítico cuando se da la apariencia de que se hace a un lado a una persona con mayores méritos que a quién se pretende ayudar, pero en estos casos no ha sido así yo lo digo por lo que a mí respecta son personas que entraron a trabajar desde mucho antes de la creación del Consejo.

“Antes de la creación del Consejo era muy complicado ingresar a trabajar si no era a través de una relación con un juez o un magistrado, pero ahora están todos los cursos y concursos son abiertos y de ahí se toman las reservas; la gente que acredita y llegado el momento se les va asignando en el lugar donde se necesita”.

El magistrado consideró que el nepotismo es un tema que se ha magnificado porque, insistió, antes del Consejo del Poder Judicial y además porque así lo establecía la Constitución, el juez o magistrado designaba a su personal libremente, a quien estimara conveniente porque no había carrera judicial.