MORELIA, Mich., 15 de enero de 2021.- El gobernador Silvano Aureoles afirmó que, con la llegada de la Marina a la administración portuaria de Lázaro Cárdenas, existe la garantía para que la zona no regrese al pasado, cuando los grupos delincuenciales convirtieron al puerto en su principal plataforma de operaciones.

Ante el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien arribó al recinto portuario, donde la Secretaría de Marina se hará cargo de la administración, Silvano Aureoles subrayó que su gobierno ha desplegado grandes esfuerzos para combatir la delincuencia en la región, cuyo litoral supera los 250 kilómetros.

Citó la construcción de tres estaciones navales para la Marina Armada de México, en La Placita, Caleta de Campos y Coahuayana, así como cuarteles policiales en la zona.

Así, el perredista manifestó que, en el delito de robo de vehículo, hay una disminución del 29 por ciento, en el robo al transporte se registró un descenso del 26 por ciento, mientras que en el de robo a casa habitación, hay una baja del 32 por cierto.

En su mensaje, el perredista señaló que hace años se veía muy difícil la tarea de pacificar la zona por su ubicación geográfica, sus zonas limítrofes con Guerrero, Colima y Jalisco.

En su apogeo, el Cártel de Los Caballeros Templarios se posicionaron de la región y del puerto, desde donde se realizaban todo tipo de operaciones, desde el arribo de precursores químicos hasta el robo y comercio de mineral.

Durante la etapa del Comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, el puerto fue intervenido por la Federación, fuerzas militares y navales, y se logró el aseguramiento de miles de toneladas de mineral de procedencia ilegal.