MORELIA, Mich., 29 de noviembre de 2020.-     Desde trabajo en favor de la comunidad hasta multas económicas proponen residentes en Morelia como sanción para quienes lleven a cabo el abandono de residuos sólidos en las inmediaciones de cuerpos de agua intraurbanos.

La imposición de penalizaciones en metálico, que es una medida ya considerada en reglamentos municipales ante el abandono de residuos sólidos en sitios no aptos para esta actividad, es una alternativa para desincentivar la práctica.

“Debería implementarse una muy buena sanción, una muy buena multa, no se debe tirar basura, así de simple”, aseveró María de Lourdes, ama de casa.

“Podría ser una sanción económica, que es lo más común, aunque no se cumple”, agregó Elizabeth Bello, de ocupación maestra.

Otra opción para penalizar a quienes contaminan los cuerpos de agua intraurbanos es participar en la remediación de los daños ocasionados, a través de la prestación de horas de trabajo comunitario.

“Podrían ir a la cárcel, pero lo más correcto me parece que es que limpien, y no sólo donde tiraron basura, sino todo el lugar”, expresó Juan Carlos Rojas, de oficio carpintero.

“Que limpien todo, los ríos, las plazas, para que haya respeto de la gente”, coincidió Édgar Pineda, chófer.

Con independencia de la zona de residencia y las áreas de tránsito cotidiano, los entrevistados mencionaron que la acumulación de basura depositada en los lechos y las márgenes de ríos y drenes puede constituir un riesgo para la salud y la seguridad de la población.

“Muy mal, huele muy mal el río lleno de basura, es un riesgo para la salud”, reiteró María de Lourdes.  

“Las afectaciones no sólo son en el corto plazo, la contaminación causa afectaciones en el clima, en los ecosistemas”, agregó Elizabeth Bello.

Si bien Morelia cuenta con áreas naturalmente susceptibles ante inundaciones y encharcamientos, el abandono de residuos sólidos en los ríos y drenes agrava esta problemática.

Sólo en el río Chiquito, en el segmento comprendido entre las avenidas Ventura Puente y Camelinas, se extrajeron 2.2 toneladas de residuos sólidos, conformadas, sobre todo, por desechos inorgánicos.