MORELIA, Mich., 11 de mayo de 2021.- Michoacán prohibirá la instalación de sistemas productivos agrícolas en predios forestales afectados por incendios, para buscar desincentivar el uso del fuego para forzar el cambio de uso de suelo, dio a conocer Juan Carlos Vega Solórzano, titular de la Procuraduría Ambiental (ProAm).

Indicó que, como parte de las acciones llevadas a cabo desde el estado, ante la contingencia ambiental agravada por el aumento en los incendios forestales y la sequía, el gobernador Silviano Aureoles Conejo emitirá un decreto en breve que prohibirá qué terrenos forestales quemados sean utilizados para instalar huertas frutícolas y otros sistemas productivos agrícolas.

Vega Solórzano señaló que “así vamos a inhibir la intención de pseudoproductores de quemar áreas forestales para expandir la frontera agrícola”.

Agregó que, si bien es “sumamente complicado” integrar adecuadamente una carpeta de investigación por la realización de incendios forestales, desde la ProAm se da seguimiento a lo administrativo y desde la Fiscalía Especializada en el Combate contra Delitos Ambientales, a lo penal.

Otras medidas que se han impulsado comprenden la coordinación con la Guardia Nacional para la utilización de equipo aéreo en el combate contra el fuego, naves NI 17 con helibalde, en municipios como Tumbiscatío, Uruapan, Los Reyes y Nahuatzen, así como la asignación, desde el Fondo Ambiental, de 500 mil pesos para equipar brigadas de combatientes y 20 equipos de radiocomunicación para personal de la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom).

El titular de la ProAm refirió que se han recibido algunas donaciones de la iniciativa privada para apoyar el combate contra incendios forestales, por montos como 141 mil pesos de la Asociación de Berries, y 132 mil pesos de la empresa Driscoll, utilizados para la adquisición de turbosina.

Agregó que con el inicio de las lluvias, las semanas recientes, ha disminuido un poco la presión en la lucha contra el fuego en predios forestales.

Actualmente Michoacán ocupa el tercer lugar nacional por número de incendios forestales, con un total de 540 siniestros y un aumento en el último año por el 53 por ciento.

Además, ostenta el sexto lugar nacional por superficie afectada, con 17 mil 920 hectáreas y un alza por el 252 por ciento, de 2020 a 2021.