MORELIA, Mich., 21 de enero de 2019.- Petróleos Mexicanos (Pemex) no ha podido reabrir el ducto Salamanca-Tarímbaro con el que se abastecería de gasolina a 19 municipios de Michoacán; sin embargo, se prevé que esta misma semana pueda hacerlo.

Esto, debido a la explosión ocurrida el pasado viernes en la toma clandestina de un ducto de Tlahuelilpan, Hidalgo, que ha dejado hasta el momento un saldo de 89 muertos y 51 personas hospitalizadas.

Y es que el viernes de la semana pasada el gobernador Silvano Aureoles había anunciado que el Gobierno federal estaba valorando reabrir en las próximas 72 horas el ducto de la refinería de Salamanca, que suministra de combustible a Michoacán y otros municipios del estado.

“Eso hasta ahorita no ha sucedido, lo que sí es cierto es que en esta semana lo van a abrir. Tenían que haberlo abierto pero, desgraciadamente, por lo que sucedió en Hidalgo, se detuvo, pero nos dicen que esta semana se van a abrir los ductos y que va a estar llegando gasolina por el poliducto Salamanca-Tarímbaro”, dijo Mauricio Prieto, empresario del sector gasolinero en la entidad.

El domingo, Pemex reabrió el ducto Salamanca-Guadalajara, pero lo cerró casi tres horas después tras detectar una toma clandestina. Tras repararlo, y volverlo a poner en operación, se detectaron dos tomas clandestinas más durante la tarde. Los incidentes fueron atendidos y hasta el momento opera con normalidad.

De acuerdo con Prieto Gómez, una vez reabierto el ducto Salamanca-Tarímbaro, estarían llegando a la Terminal de Almacenamiento y Reparto de Tarímbaro, que cuenta con una capacidad de 50 millones de litros, entre 6 y 7 millones de litros de gasolina y diésel al día.

Actualmente, están llegando a través de pipas, 2 millones de litros de combustible al día para abastecer a las 90 estaciones de servicio que hay en la capital michoacana y los municipios conurbados.