MORELIA, Mich., 21 de abril de 2019.-   Los señalamientos referentes a supuestos secuestros de mujeres e infantes afectaron la percepción de seguridad pública de Morelia durante el primer trimestre de 2019, aseveró Humberto Arróniz Reyes, secretario del Ayuntamiento.

Luego que la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (Ensu), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mostrara que en Morelia creció del 70.9 por ciento al 73.8 por ciento la población mayor de 18 años que considera inseguro al municipio, al corte del primer trimestre de este año, Arróniz Reyes mencionó que “situaciones que hicieron mucho escándalo y fueron muy mediáticas” se constituyeron como el factor primordial para el repunte en el indicador.

“Se trata de campañas amarillistas que hicieron daño y ahí están los resultados; aunque sabíamos que estos reportes de supuestos secuestros eran montajes, ahí está el daño que estos ocasionaron”, reiteró.

Humberto Arróniz agregó que se desconoce la existencia de incidentes de criminalidad que pudieron derivar en una tendencia al alza en la percepción de inseguridad pública, ya que las cifras de delitos cometidos en Morelia no se han elevado en el periodo de referencia.

En el curso de los primeros meses de 2019 se registraron en la capital del estado presuntos intentos de privación ilegal de la libertad de mujeres y niños, por parte de perpetradores que fingían ser familiares o parejas de más víctimas, un modismo operandi similar al observado en otros puntos del país, como Ciudad de México.

Tras la interposición ante la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de denuncias penales por robo a transeúnte e intento de privación ilegal de la libertad cometidos en contra de mujeres y niños en la ciudad, el municipio afirmó que no se tenían elementos para determinar que efectivamente se enfrentara una ola de ataques con fines de secuestro y otros, concentrados en estos segmentos poblacionales.

Así, se determinó que los reportes se produjeron por montajes y señalamientos falsos, los que, acotó la autoridad municipal, se someterían a investigación para definir su origen y finalidad.