MORELIA, Mich., 23 de abril de 2018.- El desencanto y múltiples ocupaciones de los ciudadanos residentes en Morelia abatieron la audiencia en la ciudad del primer debate entre candidatos a la presidencia de México, efectuado el domingo 22 de abril, en Ciudad de México.

Si bien el Instituto Nacional Electoral (INE) estimó que el ejercicio democrático tendría más de los 22 puntos registrados por el primer debate entre aspirantes a la presidencia del país en 2012, en la capital michoacana convergieron las actividades cotidianas de la población y el franco desinterés para reducir la proporción de espectadores.

“No vi el debate, no tengo televisión, así que no tuve oportunidad de presenciarlo, pero incluso cuando hubiera podido no lo habría hecho, ¿para qué?, si siempre es lo mismo, no hay empleos ni dinero en la bolsa de los mexicanos”, señaló Héctor García, quien actualmente se encuentra desempleado.

“Esas cosas me aburren, así que no lo vi, no me llamó la atención”, expresó Guadalupe Hernández, quien se dedica al cuidado de su hogar.

“No presencié el debate, tenía cosas más importantes que hacer”, refirió Magdaleno Villa, taxista.

Entre quienes no vieron el debate de candidatos a la primera magistratura del país, pero manifestaron interés en conocer sus resultados, predominó la intención de analizar las propuestas y los proyectos que los aspirantes expondrían.

“No estuve en ese momento al tanto de lo que sucedía en el país, pero si hubiese tenido oportunidad habría visto el debate para saber qué tienen que decir los candidatos a presidente de México”, señaló Juan Diego García, estudiante.

“Salí del estado y no pude estar pendiente del debate, aunque posiblemente de haber podido lo hubiera visto para conocer los puntos de vista de cada candidato”, coincidió Jared Romero, estudiante.

“Estuve ocupada y no tuve tiempo, pero me habría gustado presenciar el debate para escuchar las propuestas que se expusieron para el próximo sexenio”, agregó Lourdes Orozco, ama de casa.

De acuerdo con un ciudadano que optó por mantener reservada su identidad, “sí vi el debate, pero esas cosas nos decepcionan todos, decepciona la sarta de mentiras que dicen, se tiran unos a otros, no se preocupan por el país, es puro veneno”.