MORELIA, Mich, 11 de noviembre de 2019.- Trabajadores del sector educativo, en particular de los tecnológicos de la entidad, iniciaron un paro de brazos caídos en los diferentes planteles para exigir pago de bonos atrasados.

De esta manera, a partir de este lunes los planteles tecnológicos de Morelia, Zitácuaro, Jiquilpan, La Piedad, Lázaro Cárdenas, y subsistemas como CBTA, CETIS y CBTIS, encabezan esta protesta que prevén dure aproximadamente 24 horas, inicialmente.

Roberto Carlos Reyes, secretario general de la Sección 61 de la Delegación DV55 del Instituto Tecnológico de Morelia (ITM), aseveró que la determinación se tomó para presionar a la autoridad educativa a que atienda esta situación, que no es nueva, pero que persiste sin solución.

“Esta es la segunda vez que recurrimos a esto, recordarán que hace un año volvimos a manifestarnos porque ya ha habido una serie de irregularidades que no se nos paga; es lastimoso y pedimos disculpas obviamente a nuestros alumnos y padres de familia”.

Aseveró que cada año los trabajadores reciben los bonos por conceptos como productividad, fomento educativo, superación educativa, apoyo a la economía familiar y de vida cara, pero en los últimos meses estos no se han pagado con el argumento de la federalización de la nómina, pese a que sus pagos ya son de parte de la Federación desde antes.

A su vez, criticó que ellos que no sean escuchados en sus peticiones a pesar de que no suspenden actividades, y por el contrario, aquellos que paran actividades o bloquean calles o vías del tren sí tengan respuesta.

“Nos damos cuenta que alguien toma las vías del tren y les están pagando, nosotros somos los que sí nos portamos bien y estamos en clases, y por eso hacemos un llamado enérgico al Gobierno del estado de Michoacán para que se nos paguen esos bonos”.

Insistió en que de no tener respuesta favorable a su exigencia, radicalizarán acciones en próximos días, y ya no sería solo brazos caídos sino otras medidas que se acuerden entre las bases.

“Los compromisos son con el Gobierno del estado, que adeuda los bonos, no es problema de la Federación”.