MORELIA, Mich., 9 de mayo de 2018.- Para el nuevo secretario de Contraloría, Francisco Huergo Maurin, la documentación requerida para ocupar el cargo, son solo detalles en los que no quiso entrar, pese a que la legitimidad de su título como profesionista quedó en duda porque no lo entregó oportunamente bajo el argumento de que no lo encontraba.

Luego de ser ratificado por el pleno de la 73 legislatura como secretario de la Contraloría del Gobierno del Estado, dijo que no le iba a entrar en lo que consideró un tema entre poderes o de opiniones y que mantendrá la boca cerrada.

“Yo creo que después de 30 años de ejercicio profesional, 25 en el Gobierno del estado, más de 20 como titular de dependencia, no hay ninguna inquietud en cuanto a mi desempeño profesional”.

En entrevista, luego de que rindió protesta como titular de la Secretaría de la Contraloría, justificó también el requisito de la experiencia en transparencia y rendición de cuentas con el ejercicio público, ya que todas las dependencias son sujetos de tres o cuatro auditorías anuales, de la Auditoría Superior de la Federación, de la Auditoría Superior del Estado y de la Contraloría.

“Entregamos y rendimos cuentas del ejercicio del gasto de los recursos que administramos; eso en sí mismo es una gran experiencia y transparencia, yo lo he presentado estoy calificado con 99.6 en cumplimiento en el tema de transparencia, yo creo que se cumplí con los requisitos.

“Pongo el ejemplo de Sedrua, no solamente simplificamos procesos que dan transparencia y certeza, de tener más de 60 programaos bajos a 26, una sola regla de operación con 40 cuartillas que permitió que fuera transparente y clara la operación alineada a la cuenta pública programática y con todos los recursos y normas de operación, es parte del ejercicio de rendición de cuentas”, señaló el nuevo funcionario.