MORELIA, Mich., 20 de enero de 2017.- Ante la llegada de Donald Trump como presidente de Estados Unidos este viernes, la delegación de la Secretaría de Economía (SE) en Michoacán desestima que las afectaciones sean tan severas.

El delegado Salvador Abud Mirabent refirió que si bien habría efectos negativos, estos no serían tan impactantes como se había especulado, pues aunque se sabe que no habrá un presidente amigo, sí hay un mercado amigo.

“Lo poco que hemos visto es que no vamos a tener un presidente norteamericano amigo, pero tenemos un mercado amigo que ya está acostumbrado a lo que nosotros le mandamos; acepta, prefiere y está gustoso de consumir lo que le mandamos.

“Veo muy complicado que el mercado norteamericano deje de degustar su guacamole en el Super Bowl, o que deje de consumir los blue berries en sus hot cakes en la mañana”, mencionó.

Al referirse a las decisiones que han tomado empresas automotrices de retirarse de México ante presiones de Trump, Abud aseveró que esto no hace ni más rico ni más pobre al país.

“Ni nos va a hacer más ricos ni más pobres que una armadora venga o se vaya para allá; me parece que el discurso va en un tono demagógico tratando de satisfacer lo que sus electores quieren escuchar”.

Enfatizó que por más poderoso que se sienta el mandatario estadounidense, no es un monarca ni rey que tenga la cualidad de echar abajo tan fácilmente acuerdos importantes como el Tratado de Libre Comercio.

“Tiene que sentarse a negociar con los demás poderes, que en Estados Unidos existe un verdadero equilibrio, tiene que sentarse con los gobernadores, porque el mercado es el que manda”.

Abud manifestó que el hecho de que desestime la salida de empresas se refiere a que el número de empleos que representa no es tan alto, pues en el caso de la automotriz esta ya trabaja con máquinas especializadas y no representa una debacle para la economía mexicana.

“Los equilibrios tendrán que darse, es cuestión de tiempo, tendrán que darse rápido y pasar del discurso a sentarse a gobernar con todos los elementos del ecosistema económico”, indicó Abud.