MORELIA, Mich., 8 de octubre de 2018.- El presidente municipal de Nahuatzen, David Otlica Avilés,  admitió la existencia de rumores de una posible expulsión de la sede de la cabecera, por ciudadanos de la localidad que no reconocen su investidura como alcalde, pero, tras reiterar el llamado al diálogo pacífico, dejó claro que no se retirará porque él sigue siendo el presidente constitucionalmente electo.

En entrevista con Quadratín, David Otlica, con relación a las recientes manifestaciones del Consejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen, que exige su salida de la cabecera municipal, calificó la demanda como una simulación, toda vez que aseguró que este órgano ciudadano no tiene el respaldo de la mayoría de la población.

Y es que, el pasado viernes, ciudadanos que se presentaron como habitantes de la cabecera municipal de Nahuatzen, de Comachuén, Sevina y Arantepacua, se presentaron en Palacio de Gobierno en exigencia del retiro de David Otlica, a quien reprochan una pretendida intromisión en el manejo de los recursos, cuya administración les encomendó el tribunal electoral.

“Es falso que no manejo presupuesto, ellos manejan obra pública y servicios, así como el Fondo General de Participaciones para el pago de nómina y servicios generales, pero yo manejo el presupuesto correspondiente a las comunidades que no ejercen el presupuesto directo; una acción distinta la tendría que determinar un tribunal”, explicó.

A pregunta expresa, subrayó que no piensa retirarse de la sede de la cabecera municipal, donde en términos constitucionales debe asentarse el Ayuntamiento; dijo que sí ha llegado a escuchar advertencias de un pretendido desalojo, pero se asumió confiado al afirmar que cuenta con el respaldo de la mayoría de los ciudadanos.

“La violencia nunca ha sido nuestra estrategia; por ahí he escuchado comentarios de que van a ir a retirarme de ahí, pero para eso nosotros tenemos el respaldo de la población, nos sentimos seguros trabajando ahí y seguiremos recuperando los espacios municipales”, expuso, al reiterar su disposición a mantener un diálogo pacífico con el los integrantes del Consejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen.