Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Persiste extorsión desde cárceles michoacanas: Víctor Serrato

Cecilia Sierra/Quadratín
 
| 22 de enero de 2018 | 22:06
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 21 de enero de 2018. – No obstante, la reducción lograda en el cobro de cuotas por parte de personas privadas de la libertad en penales estatales, el problema persiste, sostuvo el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Víctor Manuel Serrato Lozano.

“Todavía persiste, en un porcentaje menor, pero sigue habiendo internos que quieren agruparse, que quieren hacer actividades ilícitas… no solo en cuestión de extorsión, sino cobro de cuotas, de las gabelas, de la imposición de cuotas inconstitucionales, pero se ha disminuido por lo menos en un 60 por ciento”, señaló a pregunta expresa el Ombudsman de Michoacán.

A unas semanas de que sea presentado el informe anual de evaluación de la situación que impera en los penales, adelantó que se tiene detectado que persisten actividades como el autogobierno y que sigue pendiente la materia del mantenimiento a las instalaciones de los penales.

Serrato Lozano expuso que las autoridades penitenciarias han tomado cartas en el asunto de las cuotas, incluso en contra del mismo personal que labora en esta dependencia del estado “el sistema ha reubicado al personal, aplicado algunas sancionados… Desconozco el número de custodios que han sido sancionados, pero si ha hecho lo correspondiente”.

Por otro lado, en entrevista para los medios con motivo de la instalación del Sistema Estatal de Igualdad entre Hombres y Mujeres, destacó el Ombudsman de Michoacán que la comisión ha realizado recomendaciones y señalamientos puntuales entorno a los penales del estado que han sido certeros, como el autogobierno que imperaba en el Centro de Reinserción Social de Zamora.

“En el diagnóstico 2016 dimos parte del problema que se enfrentaba en el penal de Morelia, la recomendación se acató y fue cerrado este centro. Lo mismo pasó en Zamora, detectamos prácticas de autogobierno entre los internos y los dos conatos de pleito lo confirmaron”, acotó.