MORELIA, Mich., 24 de diciembre de 2017.- A decir de Luis Francisco del Toro Lugo, médico del Centro de Salud Urbano de Morelia y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Michoacana (UMSNH), tras el desabasto que ha vivido el Centro de Salud por cinco meses, autoridades de ese sector le indicaron que el abasto a un 100 por ciento podría darse a finales del mes de enero del 2018.

El médico manifestó que también los alumnos de la Facultad de Medicina han apoyado en la demanda por abatir el desabasto de medicamentos que existe.

“Tenemos un fuerte desabasto de medicamentos desde hace cinco meses en toda la Secretaría de Salud; no hay medicamentos suficientes”, refirió, al agregar que la cantidad de medicamentos existentes llega apenas a un 15 por ciento de su capacidad, algo que contrasta con el discurso oficial que habla de un abasto del 90 por ciento, aseveró.

Explicó que los medicamentos esenciales no se tienen, basta con ir a la farmacia del Centro de Salud y preguntar, “tengo que decirlo, yo me he puesto tres veces en huelga de hambre por el desabasto de medicamentos, y por el respeto a los adultos mayores”, aseguró el galeno.

Indicó que tiene evidencias de ese desabasto y que se ha comunicado con las autoridades, quienes anunciaron que probablemente se abastezca de medicamento en un 100 por ciento a finales de enero.

Del Toro Lugo refirió que el desabasto se ha dado en los medicamentos esenciales, es decir, los medicamentos para la presión arterial elevada, para la diabetes, para problemas reumáticos, antibióticos y analgésicos. “Ahorita por ejemplo hay dos medicamentos que toman las personas con diabetes, que es la glibenclamida y la metformina; tenemos sólo la metformina, pero no hay glibenclamida”.

Manifestó que al tener este desabasto se tiene que estar cambiando de medicamento, lo que no es médicamente correcto. “Antier fui testigo de una señora que en la Farmacia del Ahorro utilizó mil 200 pesos para dos medicamentos que le corresponden por derecho, y que no los tiene ahorita el Seguro Popular”.

Aseguró que están violentando los derechos de los afiliados al Seguro Popular, ya cada año la federación envía, “no sé la cantidad por cada uno de los afiliados, pero tenemos más de dos millones de afiliados, hay dinero, la pregunta que yo hago es: qué pasa con ese dinero”, cuestionó e indicó que la gente cae en algo que se llama gastos catastróficos en salud, “porque piden prestado con intereses y van cayendo, van cayendo”.

Finalmente, el médico explicó que colocará unas mantas por fuera del Centro de Salud, sin bloquear unidades, las cuales dirán: “Soy uno más de los 52 millones de mexicanos que no duerme tranquilo porque el Seguro Popular no tiene medicamento“, y dijo que tiene otras mantas también por ahí y que es un derecho a manifestarse sin descuidar la consulta. “Es desgastante, créanme, hacer una receta sabiendo que no la van a surtir“, expresó el también catedrático.