MORELIA Mich., 9 de diciembre de 2019.- El Contralor del Estado, Francisco Huergo informó que el ex tesorero, Miguel López Miranda concluyó su proceso de defensa contra las observaciones hechas durante su gestión, sin poder justificar 572 millones de pesos.

En conferencia de prensa y acompañado por el gobernador, Silvano Aureoles, el titular de la Contraloría aseguró que el ex tesorero del efímero gobierno de Salvador Jara Guerrero, presentó dos recursos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que le fueron rechazados.

López Miranda, quien hace meses suspiró por la rectoría de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, tendrá que reparar el daño ocasionado a la hacienda estatal o de lo contrario enfrentará cargos judiciales y hasta sentencia penal.

El ex funcionario forma parte de un paquete de 48 ex servidores públicos que fueron inhabilitados de la función pública por no poder comprobar el destino de los recursos que les fueron confiados.

“Todos los expedientes causaron ejecutoria. Estos ex funcionarios ya hicieron uso de todos los recursos legales que tuvieron al alcance, desde el juicio de nulidad hasta el amparo”, informó el Contralor.