Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Fátima Alfaro/Quadratín

Ser padre y funcionario, tareas que debes aprender a equilibrar

Fátima Alfaro/Quadratín
 
| 18 de junio de 2017 | 13:10
 A-
 A+
 MORELIA, Mich., 18 de junio de 2017.- Ser padre implica una gran responsabilidad, la llegada al mundo de un nuevo ser crea un compromiso que perdura toda la vida y que demanda del padre tiempo y atenciones.
Y esta responsabilidad se acrecienta cuando coexiste con el servicio público, una labor demandante y que carece de un horario de trabajo, por lo que ser padre y funcionario es un reto que pone a prueba la capacidad de equilibrio y jerarquización de la persona, señaló Fabio Sistos Rangel, síndico municipal.
Fabio Sistos explicó que la clave para dar cumplimiento a la totalidad de los compromisos que conlleva ser padre y servidor público es brindar calidad de tiempo y organizar sus actividades para que los asuntos donde Morelia demanda su atención ni compitan con el espacio que requieren compartir con él Fabio y Patricia, sus hijos.
“En las mañanas es un poco más sencillo, porque ellos van a sus actividades escolares y yo me dedico a trabajar; en la medida de lo posible paso con ellos las horas de la comida, los fines de semana, y si no se puede, les explico los míticos y les compenso”, mencionó Sistos Rangel.
El síndico municipal insistió en que lo primordial es asegurarse que los hijos reciben calidad de tiempo, donde los problemas y las actividades ajenas a la paternidad queden momentáneamente de lado para que ellos sean los recipiendarios de la atención del padre.
“En algunos casos, las personas dan mucho tiempo, pero de mala calidad, lo que da un menor beneficio que menos tiempo pero de más calidad”, reiteró Fabio Sistos.
Aseveró que los hijos deben recibir una educación fundamentada en valores éticos y morales, mismos que se deben poner en ejercicio en la función pública, por lo que esta coincidencia necesaria es vital para mantener la congruencia y facilitar un buen desempeño de estas dos funciones importantes, velar por el desarrollo de la ciudad y educar a los hijos.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales