Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Obtiene egresado de la UIIM garlador por apoyo a comunidad de Zacapu

Fátima Alfaro/Quadratín
 
| 16 de julio de 2018 | 23:00
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 16 de julio de 2018.- Luis Bernardo López Sosa, especialista egresado de la Universidad Intercultural Indígena de Michoacán (UIIM) y originario de la comunidad indígena de Naranja de Tapia, municipio de Zacapu, se convirtió en el 26 recipiendario del Premio al Mérito Ecológico en la categoría Jóvenes.

El galardón, otorgado por el Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (Cecadesu), de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), fue concedido a López Sosa “por su relevante trabajo en materia de cambio climático, a través del desarrollo y aplicación de energías renovables y la innovación de ecotecnologías en comunidades indígenas, lo que se ha traducido en un gran impacto social y ambiental a nivel local”.

El Cecadesu recibió en total 256 candidaturas, de las que seleccionó seis premiados y siete menciones honoríficas.

Entre los trabajos que ha desarrollado, destaca el sistema de cocción solar, un dispositivo que permite a usuarios residentes en comunidades carentes de servicios básicos la preparación de alimentos sin recurrir a energéticos tradicionales, como la leña.

Este modelo no sólo reduce el riesgo de enfermedades respiratorias entre sus usuarios, quienes ya no estarán expuestos al humo de la leña, sino que contribuye al cuidado de los recursos naturales al requerir sólo de energía solar.

Si bien esta clase de dispositivos ya están disponibles en el mercado, la innovación de la propuesta de Luis Bernardo López es el uso de materiales y diseños adaptados a las necesidades específicas de las poblaciones indígenas, para asegurar que el equipo, además de eficiente, es utilizado de forma cotidiana.

López Sosa, por su labor en aras de las poblaciones más desprotegidas y del medio ambiente, ha recibido el Premio Nacional de la Juventud, el Premio Estatal al Mérito Juvenil, el Premio Estatal de Ciencia Michoacán 2017, el Premio IER-UNAM al Desarrollo Tecnológico, la Medalla Santiago Cendejas por la Asociación Michoacana de Ciencias, el Premio Nacional Universidad del Valle de México al Desarrollo Social, entre otros.

Además de Luis Bernardo López, recibieron el 26 Premio al Mérito Ecológico la asociación civil Promoción y Desarrollo Social, en la categoría Comunitaria; la asociación civil HUNAB Proyecto de Vida, en la categoría Cultura y Comunicación Ambiental; la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en la categoría Educación Ambiental Formal; Sergio Humberto Graf Montero, en la categoría Individual, y Refugio Rodríguez Vázquez, en la categoría Investigación.

Los galardonados se hicieron acreedores a un estímulo económico por 100 mil pesos, una presea y un diploma.

Además, se entregaron menciones honoríficas a la asociación civil Construyendo Esperanzas, en la categoría Comunitaria; Citlali Aguilera Lira, en la categoría Cultura y Comunicación Ambiental; Escuela Telesecundaria Tetsijtsilin, en la categoría Educación Ambiental Formal; el Jardín Botánico Xoxoctic, en la categoría Educación Ambiental No Formal; Sonia Gabriela Ayala Cano, en categoría Individual; Óscar Sosa Nishizaki, en categoría Investigación, y José Enrique Valdez Escobedo, en categoría Jóvenes.