MORELIA, Mich., 13 de octubre de 2019.- La Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat) en Michoacán determinó no presentar ninguna denuncia en contra de los estudiantes normalistas por la retención de autobuses, informó el delegado estatal, Arcadio Méndez Hurtado.

“Lo valoramos y definimos no presentarlas porque de cualquier forma no van a hacer nada (las autoridades en contra de los normalistas), y con el gobierno de México (federal) él está a favor de ese tipo de acciones”, manifestó.

Informó que hasta este domingo los estudiantes mantenían en su poder alrededor de 21 autobuses de pasajeros pertenecientes a líneas de autotransporte socias de la Canapat. 

Entre ellos ocho Purhépechas y siete Parhíkuni que se encuentran en la Escuela Normal de Tiripetío, dos en la Normal de Educación Física, y tres o cuatro en la Normal Indígena de Cherán, de los cuales no señaló a qué líneas pertenecen. 

Señaló que la Canapat no tenido ningún acercamiento o diálogo con los normalistas, y que las negociaciones de las autoridades estatales con los normalistas fracasaron al no llegar a un acuerdo.

“Sabemos, por declaraciones que dieron ellos (los estudiantes), que no van a regresar las unidades (hasta después del 15 de octubre). Al parecer el secretario de Gobierno (Carlos Herrera Tello) no pudo negociar o llegar a un arreglo con ellos”, apuntó. 

Y es que Méndez Hurtado indicó que las autoridades estatales les ofrecieron a los estudiantes liberar las unidades a cambio de que las líneas de autotransporte se las prestaran para que el próximo 15 de octubre, fecha en la que planean participar en la manifestación que realizan cada año en Morelia.

“Pero nosotros no estamos de acuerdo”, dijo el delegado de la Canapat, para agregar que personal de la Secretaría de Gobernación se comunicó con él para pedirles que les prestaran los autobuses a los normalistas. 

Sin embargo, mencionó que, al parecer, un autobús de Servicios Coordinados del Grupo Flecha Amarilla sí fue liberado a cambio de que les facilitarán unidades para que los estudiantes puedan trasladarse a la capital del estado.

Sobre las ocho unidades repartidoras de marcas comerciales que también habían sido retenidas, informó que fueron liberadas desde el pasado viernes tras haberles vaciado la mercancía a las que tenían productos de bebidas y alimentos. 

Méndez Hurtado comentó que los choferes de los autobuses continúan vigilando las unidades y a la espera de que en cualquier momento pudieran ser liberados.

“Les estamos llevando de comer porque ahora ni siquiera les dieron alimento como en otras ocasiones. Al parecer la Escuela (de Tiripetío) está vacía, no sé si tengan miedo de que vaya a entrar la policía. Solo hay unas cuantas personas adentro, los que están de guardia”, agregó. 

El delegado estatal de la Canapat lamentó que el Gobierno de la República no vaya a actuar a pesar de que estos actos están considerados como un delito federal. 

“Es una pena que sigamos igual que en los años anteriores. No hay ley, pueden hacer lo que quieran los estudiantes. Da mucha tristeza ver que seguimos igual”, concluyó.