ZITÁCUARO, Mich., 4 de diciembre 2021.- El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador defendió la participación de militares en tareas de seguridad y señaló que no hay nada que temer por la militarización que se da en el país, pues el Ejército Mexicano no será usado para actos autoritarios ni de represión contra el pueblo.

Luego de poner en marcha uno de los 33 cuarteles de la Guardia Nacional en esta zona del Oriente del estado, el mandatario destacó que ninguno de sus antecesores se atrevió a llevar una reforma constitucional para permitir mayores atribuciones de la Defensa Nacional y Marina Armada de México en las tareas de seguridad pública, una de las principales demandas del pueblo mexicanos.

El tabasqueño recordó la participación del Ejército Mexicano en los sucesos del 68 durante la masacre de Tlatelolco, pero defendió que las fuerzas armadas actuaron bajo órdenes del entonces presidente, Gustavo Díaz Ordaz, como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas del país.

López Obrador indicó que ahora su gobierno pretende vincular al Ejército con el pueblo, sin separarlos, por eso nunca habrá orden de que el Ejército reprima el pueblo de México.

“Son tiempos nuevos, hay una nueva etapa la que inauguramos en la vida pública del país”.

El titular del Ejecutivo Federal señaló que la creación de la Guardia Nacional también fue un acierto, pues subsanó el fracaso que representó el la extinta Policía Federal.

Dijo que a tres años de gobierno, la Guardia Nacional cuenta ya con 100 mil elementos y 200 cuarteles, cuya misión es la de defender al pueblo para que no sea sobornado o amenazado, pero sobre todo para garantizar la paz ya seguridad.