MORELIA, Mich., 13  de noviembre de 2020.- Los primeros actos de investigación de la Fiscalía General de Michoacán (FGM) en torno al maltrato que sufrían 60 perros no han arrojado el sacrificio para consumo humano. 

Gerardo Rodrigo Jiménez Gutierrez, director de la Unidad de Investigación y Persecución del Delito de Maltrato Animal, dio a conocer en entrevista telefónica que lo hasta ahora observado es maltrato animal, es decir, vivían en condiciones adversas los 60 perros. 

“Nuestra investigación deriva de una denuncia telefónica. En la primera visita se observó maltrato animal, pero no crueldad… no hay un indicador de que estos ejemplares estén implicados en eso”, el sacrificio para venta en comida para consumo humano, sin embargo, puntualizó que será hasta concluir la etapa de levantamiento de periciales que pueda confirmarse o rechazarse tal supuesto. 

La supuesta cría de perros para la venta en tacos fue denunciada en redes sociales por la regidora de Medio Ambiente del municipio de Uruapan, Tzesihangari Equihua. 

En torno a esta práctica, que se ha vuelto un mito urbano, aseguró el funcionario que desde la creación de la Fiscalía no se tienen antecedentes de un caso donde los perros fueran criados para ser sacrificados para consumo humano.