MORELIA Mich., 13 de agosto de 2019.- El gobernador Silvano Aureoles consideró que la Fiscalía General de la República (FGR) optó por una determinación política para abordar el tema de la inseguridad en el país y criticó que tras la implantación del concepto filosófico de abrazos y no balazos, los delincuentes andan más que contentos.

Durante la conferencia semanal, el mandatario sostuvo que el Fiscal General de la República le dijo que la FGR solamente atenderá los casos en los que haya denuncia, pese a existir más de seis millones de delitos.

Silvano Aureoles señaló que la ley establece claramente las responsabilidades de a quien le corresponde actuar frente a ciertos delitos y refirió que en el caso de delincuencia organizada y ataque a las vías generales de comunicación, corresponde a la federación hacer frente.

“A mí juicio, hay una determinación política para no hacerle frente a los temas de violencia en inseguridad, bajo el argumento de que no hay recursos suficientes”, lamentó.