MORELIA, Mich., 29 de agosto de 2018.- Alfonso Martínez Alcázar, presidente municipal de Morelia, aseveró que no descarta continuar en la función pública en la entidad, luego de que el próximo sábado 1 de septiembre entregue el ayuntamiento capitalino a Raúl Morón Orozco, alcalde electo.

Si bien no precisó el cargo o el área desde los cuales buscará mantenerse vigente en la escena política local, Martínez Alcázar indicó que, tras un breve receso “para disfrutar a mis hijos, que por el trabajo como presidente municipal he tenido un poco aislados”, seguirá en la labor pública.

“Seguiremos trabajando, porque esto es como las temporadas de Netflix, y ya estaremos construyendo la segunda temporada”, afirmó el edil moreliano.

Martínez Alcázar se convirtió en el primer presidente municipal independiente de filiación partidista en encabezar el ayuntamiento de Morelia en 2015; en 2018, contendió por la reelección, que perdió ante Morón Orozco, abanderado de Morena y Partido del Trabajo (PT).

***En proceso, reparación de baches en vialidades de Morelia***

Cuestionado respecto de los señalamientos vertidos en redes sociales sobre la proliferación de baches en superficies de rodamiento de Morelia, que se ha recrudecido en las últimas semanas, Martínez Alcázar mencionó que fue consecuencia de la ausencia de continuidad en la administración municipal.

“Yo lo expliqué desde la campaña (para buscar la reelección para el trienio 2018 a 2021), no es lo mismo la continuidad en el gobierno que cerrar una gestión y arrancar otra; hay interrupción en las relaciones con los proveedores, que hacen un corte, esperan el pago y luego celebran nuevos contratos, lo que se traduce en la desaceleración en las actividades públicas”, detalló Alfonso Martínez.

Agregó que en el caso específico del bacheo, por esta necesidad de priorizar el pago de los créditos con los proveedores sobre la adquisición de nuevos insumos se dejó de surtir la emulsión asfáltica necesaria para eliminar los desperfectos de las vialidades.

Además, acotó, en fechas recientes “no dejó de llover y eso acentuó el deterioro”.

No obstante, expresó que se logró solventar los adeudos y comprar materiales adicionales, por lo que las actividades de las brigadas de bacheo se reanudaros y se dejarán cerca de 30 mil litros de emulsión asfáltica a la siguiente gestión municipal para que continúe sin interrupciones.

El munícipe explicó que entre los pendientes que heredará a la administración local que habrá de encabezar Raúl Morón se encuentra la resolución de la huelga que desde el pasado 18 de junio mantiene el Sindicato de Trabajadores del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Stooapas).

En relación con la renovación de la red de alumbrado público, se limitó a señalar que “yo lo intenté y el Congreso del Estado no me dejó”.

En obras viales, destacó que “trabajamos como nunca y logramos el equivalente a 11 años de proyectos concretados en gestiones previas, además de que hasta el último día de nuestra responsabilidad seguiremos arrancando reencarpetamientos”.