MORELIA., Mich., 8 de diciembre de 2019.- El Gobernador, Silvano Aureoles, negó que el desabasto de gasolina en Michoacán y otros estados del centro del país, tengo su origen en un trasfondo o desencuentro político con el gobierno federal.

“Cerrar los ductos no golpea al gobierno, golpea las actividades económicas y a los ciudadanos”, señaló el mandatario.

Entrevistado en Casa de Gobierno a la conclusión de la firma la Declaratoria Por el Turismo en Michoacán, Silvano Aureoles expresó que rechazó que Michoacán tenga un problema serio con el huachicoleo, ya que solamente tiene 30 kilómetros de ductos y una gran parte de ellos pasan por debajo de lago de Cuitzeo.

“Hemos, enfrentado el problema y hemos tenido detenidos y mantenerlos operativos permanentes”, añadió, luego de mostrar su malestar a las críticas periodísticas que acusaron a los gobiernos estatales de ser omisos ante el tema del robo de combustible.