MORELIA, Mich., 23 de abril de 2018.- El dirigente estatal del PRD, Martín García Avilés, negó que el proceso estatutario iniciado contra Silvano Aureoles Conejo, por haber manifestado su apoyo al candidato del PRI a la presidencia de México, José Antonio Meade, implique un proceso de expulsión; aseguró que está firme la candidatura al Senado, y desconoció las voces de Foro Nuevo Sol que pintaron su raya con la coordinación nacional.
“Silvano no está en proceso de expulsión; además él expresó su respaldo a un ciudadano, no a un partido político; en todo caso se le haría un llamado de atención, una amonestación, apercibimiento o exhorto”, comentó, al asegurar que la estructura perredista no se pondrá al servicio del PRI.
En rueda de prensa, García Avilés reiteró su respeto a las preferencias políticas de Aureoles Conejo, pero dejó claro que el candidato del PRD en Michoacán es Ricardo Anaya Cortés; subrayó que la coalición con PAN y Movimiento Ciudadano está sólida, y que no habrá rompimiento de facto ni simulaciones para operar a favor de otra fuerza política.
Ante los amagos del PAN, de reclamar la candidatura al Senado, en revancha por el desplante de Aureoles Conejo a Ricardo Anaya, el dirigente perredista aseguró que no hay argumento jurídico, que García Conejo va, y exhortó a Marko Cortés Mendoza a “serenarse” y sumarse a la campaña.
A pregunta expresa, García Avilés tuvo en poco la postura de Hortencia Aragón, Luis Arias Pallares, Guadalupe Aragón Castillo, Alejandro Díaz Álvarez y otros liderazgos de la corriente Foro Nuevo Sol, quienes a través de un manifiesto se deslindaron de Aureoles Conejo y del coordinador nacional de esta corriente, Pascual Sigala Páez, al señalar que éste es el único líder de la corriente, y que aquellos no tienen potestad para emitir ese tipo de posicionamientos.