MORELIA, Mich., 19 de diciembre de 2018.- Un verdadero ajuste al gasto que se da en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) es lo que se deberá acatar en los años venideros para evitar cierres complicados.


Así lo consideró el secretario general de dicha institución, Salvador García Espinosa, al ser cuestionado sobre las necesidades urgentes que deben adoptar para mermar las afectaciones que se dan en materia financiera.


A su vez comentó que no cree que este escenario complejo cada último trimestre del año se repita en los meses cercanos, ya que han trabajado para que la administración nicolaita entrante pueda hacer frente a este pendiente.


“Yo considero que no puede repetirse, primero que nada, nosotros ya llevamos dos años con esta situación sumamente grave y la propuesta es muy sencilla, tenemos que ajustar el gasto en términos del presupuesto”.


En este tenor afirmó que se deben tomar en cuenta las demandas para que la confianza de la gente regrese, ya que hay sectores que consideran que parte de lo que afecta a la universidad es resultado de la falta de transparencia en la aplicación de los recursos, sumado a una disminución de la estructura administrativo.


“Una de las primeras acciones que tendrá que hacer el Consejo Universitario en enero será primero aprobar un adelgazamiento de la estructura administrativa de la Universidad en el entendido de que estamos priorizando el gasto en la educación y no en la administración y eso servirá para legitimarnos ante la comunidad con un uso eficiente y transparente de los recursos”.


Destacó que estas cuestiones serán posible siempre y cuando se reduzcan gastos y se priorice el asunto educativo antes que otra cosa y se apueste a la generación de recursos propios a partir de ofrecer educación continua.