MORELIA, Mich., 27 de noviembre de 2020.- Multas por hasta 6 mil 950.40 pesos enfrentarán tiendas de conveniencia que, a partir de este fin de semana, vendan alcohol después de las 23 horas, en Morelia, dio a conocer Pedro Vázquez Dector, director de Inspección y Vigilancia.

Vázquez Dector explicó que desde el período 2015 a 2018 esta restricción se implementa en algunas de las cadenas de tiendas de conveniencia, minisúpers y farmacias que operan en la capital michoacana, aunque otras cuentan con una extensión de horario que posibilitó que pudieran comercializar bebidas embriagantes en horario nocturno, inclusive en fines de semana.

Debido a que esta extensión de horario no está amparada por un acta de Cabildo donde se definieran las excepciones a las restricciones en el horario para la venta de alcohol, que afectaron principalmente a la cadena OXXO, se buscará que el horario límite de venta aplique con independencia de la cadena de tiendas de conveniencia.

Así, a través de un aviso emitido por la Dirección de Inspección y Vigilancia, se prevé informar a las cadenas de tiendas de conveniencia que hayan contado hasta el momento con la excepción en el límite de horario para la venta de alcohol, que desde este fin de semana deberán suspender esta actividad a partir de las 23 horas.

Entre las empresas que dispusieron de extensión de horario para la comercialización de bebidas embriagantes, Pedro Vázquez mencionó Extra y Pick and Go.

En caso de incumplimiento, los establecimientos se harán acreedores a una multa que podrá alcanzar hasta 80 unidades de medida y actualización (UMA) o seis mil 950.40 pesos.

Cabe recordar que fue en la administración municipal 2015 a 2018 cuando comenzó la implementación de horarios límite para la venta de bebidas embriagantes en tiendas de conveniencia, minisúpers y farmacias de cadenas, aunque fue OXXO la principal recipiendaria de estas disposiciones.

El objetivo de la restricción fue, como ahora, buscar una reducción en el consumo de bebidas alcohólicas, sobre todo por los jóvenes, así como tratar de prevenir los accidentes viales causados por conductores o peatones alcoholizados.

Sin embargo, al momento no se dispone de estudios o cifras estadísticas que muestren si las restricciones en los horarios de venta de alcohol en estos giros han provocado un descenso en el consumo de bebidas embriagantes o una reducción en los casos de percances viales que involucran la ingesta de alcohol.