MORELIA, Mich., 21 de enero de 2020.- Los diputados de Morena señalados como traidores por sus correligionarios por no asistir a la sesión del pleno de la 74 Legislatura en la que se aprobó el paquete económico 2020, no han sido notificados de estar sujetos a un proceso de expulsión.

Tampoco han sido convocados por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia a exponer su versión sobre los motivos de su ausencia en esa sesión, en la que se aprobó la contratación de deuda pública por 4 mil 90 millones de pesos.

“Puro fuego amigo de Morena contra Morena”, señaló la diputada por el distrito de Apatzingán, Sandra Luz Valencia, quién consideró que todos los adjetivos “descalificativos” en su contra y de los otros cuatro diputados que faltaron -Osiel Equihua, Laura Granados, Mayela Salas y Francisco Cedillo- es porque no conocen el estatuto.

“Ellos -el consejo y la dirigencia estatal- no tienen los elementos, no conocen el estatuto, no tienen personería y facultades ni para insultar, ni para ofender, ni para juzgar, mucho menos para decir que por acuerdo del concejo, por x votos se expulsa de Morena a los cinco diputados o que los expulsan de la fracción parlamentaria, no tienen facultades”.

Valencia señaló que cada diputado tendrá que responder por su actuar y, en su caso, rechazó haberse enfermado, ya que es una mujer sana, pero se ausentó porque acompañó a su hija en una emergencia que tuvo y tuvo que viajar a Guadalajara.

“Una vez que se resolvió ese problema médico que ella presentó allá, me presenté ante el doctor Sergio Pimentel, le expliqué las razones, le mostré las constancias médicas; él dijo que lo iba a comunicar, tal vez no lo ha hecho porque el fuego amigo, las balas de Morena son contra Morena, no contra Sandra Luz, al que afectan es al partido Morena porque yo no tengo ningún problema, la gente que me conoce de toda una vida sabe que no es verdad lo que ellos han afirmado”.