MORELIA, Mich., 14 de junio de 2019.- La aprobación un punto de acuerdo a autoridades federales, estatales y municipales para prevenir ataque los ataques de cocodrilos a los habitantes de la zona costera, derivó en un ataque de la diputada Mayela Salas a su par Lucila Martínez, en el que se están utilizando recursos públicos para la denostación.

El 13 de junio a las 8:55 el vocero del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) Oscar Guerrero circuló un boletín que se publicó en diversos medios, en el que Mayela Salas condena a Lucila Martínez por apropiarse del trabajo de la Comisión de Desarrollo Sustentable y Medio Ambiente, por el hecho de haber dado lectura al dictamen del punto de acuerdo presentado por la legisladora Teresa López desde el 13 de diciembre de 2018.

Paralelamente se publicó una caricatura de Martínez en la que se le señala de robarse el trabajo de la Comisión en un medio que tiene convenio publicitario con el Congreso del estado.

El documento leído en tribuna por la diputada del Partido Verde Ecologista de México hace referencia a la Comisión a la que pertenece y que preside Mayela Salas.

El presidente de la Mesa Directiva José Antonio Salas señaló que no es la primera vez que se utilizan medios del Congreso del Estado para inclinarlos hacia una persona o un partido político, inclusive se ha hecho desde la Coordinación de Comunicación Social, pero no de forma institucional como es el caso por lo que hizo un llamado a todos los grupos parlamentarios a no sacar provecho para satisfacer aspiraciones personales.

El coordinador del Partido Verde Ernesto Núñez dijo que el tema tendrá que ser tratado en la Junta porque tiene que haber un extrañamiento a la diputada y al vocero de Fermín Bernabé porque no puede actuar de esa manera y menos contra una mujer

Araceli Saucedo, coordinadora del Partido de la Revolución Democrática dijo que en la Junta han sido muy claros de ser respetuosos de la libertad de los medios de comunicación para expresarse en contra de cualquier legislador, pero no es correcto que sea gente del mismo Congreso la que lo haga y no pueden permitir que ese tipo de denostaciones salga del interior.

“Nadie puede permitir que el trabajo sea para denostarte y sea para hablar mal de un diputado, debemos poner ejemplo y hablar con los equipos que están para el servicio de la comisión y del Congreso. Esta situación debe frenarse, hoy le toca a una compañera y mañana puede ser contra otro y no se puede permitir”.

Javier Estrada coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional dijo no ser amigo de pleitos estériles, pero sí de los espacios de construcción que se logran a través del diálogo e invitó a las dos legisladoras a dialogar y superar las diferencias que puedan tener porque los pleitos entre bancadas trascienden al Congreso del Estado, institución que especialmente los diputados están obligados a cuidar.

La propia Lucila Martínez indicó que no habló a título personal sino de la Comisión de la que forma parte y era respetuosa de las declaraciones de su compañera Salas, pese a su insistencia en denostarla.

“Yo no tengo necesidad de robarle nada a nadie, hago mi trabajo, soy profesionista, en la medida de mis posibilidades procuro responderle a la sociedad porque para eso estamos en el congreso, no para venir a denostar; sí yo he señalado que la Comisión tiene el trabajo retrasado, pero efectivamente así es, no estábamos teniendo las reuniones pertinentes para sacar los trabajos, lo estamos haciendo ya, estamos trabajando de manera coordinada”.