MORELIA, Mich., 1 de agosto de 2020.- El hecho de que Michoacán aparezca este viernes en semáforo rojo en nivel nacional, y las declaraciones del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, con respecto a no avanzar a la fase 3 donde se permitiría 75 por ciento del aforo total en negocios y lugares, parece no decirle nada a las personas que siguen haciendo actividades sin cubrebocas.

En una tienda de abarrotes de una colonia al sur de la ciudad, los anuncios que había con respecto a mantener la distancia y entrar con cubrebocas, han desaparecido. Las personas entran a esta tienda sin tomar en cuenta que otros están dentro y no tienen cubrebocas; la confianza parece haber reemplazado el miedo al virus que causa la enfermedad del Covid 19.

La tendera, de nombre Eloísa, justifica quitar los anuncios porque la gente ya no hace caso. Ante la pregunta de si no es ambiguo también para los clientes el quitar estos anuncios, Eloísa sólo dice que la gente seguirá entrando porque ya no le importa.

En una tienda de conveniencia ubicada en el Libramiento Sur de Morelia, claramente se señala que no se atenderán a las personas que no lleven cubrebocas, incluso señala que tampoco se les dejará entrar a la tienda. Sin embargo por dentro un hombre va por un ‘six’ de cerveza y se forma en la fila. No es hasta que las personas que están ahí dentro empiezan a protestar, que los encargados del lugar le llaman la atención. El hombre se molesta, y solamente levanta su playera para ponérsela en la cara a manera de cubrebocas, paga y se va.

El puesto de hamburguesas de una esquina está rodeado de personas que esperan su turno. El joven que atiende platica con otro. Lleva un cubrebocas pero lo porta en la barbilla para poder platicar tranquilamente con su amigo mientras hace las hamburguesas. Nadie dice nada, y sería contradictorio porque más de la mitad de los que están ahí no lleva cubrebocas.

Por fuera de un lugar que vende cena, dos señoras platican mientras sus hijos, unos seis chiquillos, corren y se avientan entre ellos. Nadie lleva cubrebocas.

Escenas así se ven por todos lados en Morelia, parece ser que ya difícilmente las personas regresarán a permanecer lo más posible en casa, eso es lo que opina Andrea, que sale de su casa para comprar víveres. Dice que entiende a las personas que deben de salir a trabajar, porque deben buscar una manera de vivir, pero también señala que le da coraje ver personas que solamente salen por salir, a pasear, en un afán de ocio, como si no pasara nada.