MORELIA, Mich., 21 de abril de 2021.- En el curso de esta semana espera el ayuntamiento de Morelia iniciar la rehabilitación de la calle Benedicto López y la avenida Lázaro Cárdenas, pese a la oposición de comerciantes y vecinos, señaló Mario Rodríguez Loeza, titular de la Secretaría de Urbanismo y Obra Pública.

Especificó que actualmente se tienen pláticas entre las secretarías de Urbanismo y Obra Pública y Movilidad y Espacio Público, la empresa contratista y los vecinos y locatarios, para tratar de resolver las diferencias e inconformidades.

La obra tendría una duración de 90 días, de mayo a julio, y abarcaría la calle Benedicto López, desde la plaza Carrillo, y la avenida Lázaro Cárdenas, hasta la calle Vicente Santa María.

Comprenderá una renovación de los diferentes elementos de las vialidades, como pavimentos, drenajes, tomas de agua, aceras, entre otros, lo que se hará con una apertura de la calle y avenida total, no por fases, con lo que sen pretende facilitar los trabajos, al ingresar la maquinaria adecuada, y mitigar las afectaciones a los vecinos, al terminar más rápido.

Rechazó Rodríguez Loeza que la obra enfrente ampliaciones de tiempo como lo sucedido en las calles Vasco de Quiroga y Guillermo Prieto, donde la detección de elementos y complicaciones no previstas alargó las labores.

“Tenemos el antecedente de la calle Vicente Santa María, que se haría en 120 días y se terminó en 100, un récord, ya que normalmente se había terminado la obra en hasta el doble del tiempo estimado; además, aunque las viviendas de la acera norte son todavía parte del Centro Histórico, la superficie de rodamiento y la acera sur ya no, y vamos a quitar lo que encontremos, como lo encontremos, para poner todo nuevo”, precisó.

La calle Benedicto López y la avenida Lázaro Cárdenas tienen cerca de 60 años sin intervenciones mayores, con lo que los daños son significativos y ameritaba una revocación total, aunque los vecinos y locatarios mencionan que no es el momento para una obra de esta naturaleza, que llevaría al cierre de los comercios durante al menos tres meses, siempre que lo hubiera complicaciones que alargaran el proceso.