MORELIA, Mich., 15 de junio de 2019.-    Hasta el 50 por ciento de los árboles instalados en espacios urbanos en Morelia corresponden a especies exóticas, señaló Alfonso Suárez López, titular de la Dirección de Medio Ambiente de la capital michoacana.

Suárez López mencionó que Morelia dispone de especies propias de la región, que además se han adaptado a las áreas intraurbanas, como el pino michoacano, el fresno, la jacaranda, el liquidámbar o la yuca.

Sin embargo, se presentó la introducción de ejemplares procedentes de otras latitudes, que al crecer ocasionan daños a la infraestructura vial y de servicios, como el ficus, el eucalipto o el alamillo, especímenes elegidos “por moda” o porque son agradables a la vista.

“Morelia sufrió mucho por estos árboles, tenemos miles de metros cuadrados de aceras destrozadas, redes de agua potable con fugas, drenajes rotos, todo eso ocasionado por el crecimiento de las raíces; las personas no siempre consideran que el árbol que con amor plantaron para embellecer y mejorar su entorno se puede convertir en un dolor de cabeza y un riesgo si no se elige con cuidado la especie a sembrar”, explicó Alfonso Suárez.

Agregó que actualmente los proyectos de reforestación urbana en Morelia privilegiarán la siembra de especies nativas, además de que la norma técnica para el diseño de calles del municipio, recientemente aprobada por el Cabildo, establece los lineamientos para la reforestación dentro de la mancha urbana, donde se definen las especies a utilizar, los sitios susceptibles de ser áreas arboladas y las distancias que deben existir entre los ejemplares.

Al tiempo, mencionó que se buscará “corregir lo que ya se ha dañado”, mediante la sustitución de los árboles exóticos por ejemplares de la región, de manera paulatina, para evitar el despoblamiento de las zonas que concentran eucaliptos, ficus y otros.

No obstante, este esfuerzo de preservación de la biodiversidad se ve entorpecido por la baja producción en los viveros del municipio de especies nativas, ya que se prefiere aún el cultivo de ejemplares vistosos y estéticos, sobre la idoneidad de estos y su capacidad de adaptación.

“Estamos impulsando la producción de ejemplares nativos, para que la gente los conozca y sepa que resulta de mayor beneficio mantener un árbol propio de la región que un ejemplar exótico”, refirió.