APATZINGÁN, Mich., 2 de julio de 2016.- Al sostener que Michoacán es un territorio que pertenece a todas y todos los michoacanos y no a aquellos que intentaron mantener en zozobra a la entidad, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo destacó el aporte hecho por el Ejército Mexicano y sus fuerza armadas para la recuperación de la paz y la defensa de los habitantes de esta región, donde sin la presencia de una de las instituciones más sólidas del país no se habría logrado avanzar en el combate a la delincuencia y al crimen organizado.

Al acompañar el relevo institucional de la 43 Zona Militar de esta región a la que llegó el general de Brigada Diplomado de Estado Mayor Presidencial, Ricardo Díaz Palacio, el mandatario michoacano señaló que sociedad y gobierno reconocen el inagotable esfuerzo del Ejército Mexicano para poner orden, restablecer la seguridad y garantizar los bienes de los michoacanos.

Durante su mensaje el perredista señaló que la disciplina militar forja carácter y pone a esa institución a la altura de los retos y desafíos que vive esta región, otrora nación de la delincuencia organizada.

El perredista también expresó de la fuerzas armadas saben enfrentar las diferentes manifestaciones y múltiples facetas que presenta la delincuencia organizada para hacer daño a la sociedad, quien hoy más que nunca ha depositado su confianza y fe en el Ejército Mexicano como garante de paz y seguridad en la región.

“Las fuerzas armadas han sido un pilar fundamental para la estabilidad y desarrollo democrático de México ya que su entrega y solidaridad son catalizadores de justicia”, insistió.