PÁTZCUARO, Mich., 14 de marzo de 2019.- Ante autoridades municipales y educativas el gobernador Silvano Aureoles destacó el trabajo desarrollado hace siglos por don Vasco de Quiroga en Michoacán.

El mandatario enfatizó en su discurso lo positivo que fue el trabajo en las comunidades indígenas y la importancia de respetarlo, mantenerlo y honrarlo.

De igual manera expresó los buenos deseos que tiene para que en en un periodo cercano se logre la beatificación de Vasco de Quiroga, proceso que lleva meses de haberse iniciado.

“Expreso a toda la comunidad católica mis mejores deseos en el proceso de beatificación del primer obispo michoacano, don Vasco de Quiroga; Michoacán no sería lo que es hoy sin la gran fe”.

Indicó que la labor desarrollada se sigue percibiendo en las comunidades que lo veneran y que hacen lo posible por no olvidar los ideales que inculcó en los ciudadanos.

“Nunca debemos dejar de lado el legado de apoyar a los que más lo necesitan; honremos la memoria de este hombre que siempre dio lo bueno al pueblo y que antepuso el bienestar colectivo antes del propio”, destacó.

En general elogió el legado de Vasco de Quiroga en materia de Salud y desarrollo económico a base de oficios emblemáticos que a la fecha persisten.