MORELIA, Mich., 4 de noviembre de 2018.- Michoacán se colocó en el décimo sitio del ránking nacional de fallecimientos derivados de homicidio, en el curso de 2017, de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Los datos del Inegi refirieron que en 2017 se presentaron en la entidad 36.7 defunciones por homicidios, por cada 100 mil habitantes, lo que le valió posicionarse en el décimo puesto entre los estados con una mayor incidencia de asesinatos como causa de muerte.

Colima, con 116 personas fallecidas por homicidio por cada 100 mil habitantes, encabeza el indicador, seguido por Baja California Sur, 99.6; Guerrero, 73; Baja California, 62.6; Chihuahua, 60.9; Sinaloa, 53.3; Zacatecas, 43.5; Nayarit, 38.4, y Guanajuato, 37.7.

En contraste, Yucatán fue el estado con una menor proporción de defunciones por homicidios en 2017, con 2.4 casos por cada 100 mil habitantes, seguido por Aguascalientes, 6.1; Campeche, 8.2; Coahuila, 8.9; Tlaxcala, 9.5; Querétaro, 10.1; Hidalgo, 10.5; Chiapas, 10.8; Durango, 11, y Nuevo León, 12.4.

Asimismo, Michoacán se ubicó por arriba de la media nacional de defunciones por homicidio durante 2017, establecida en 25.9 casos por cada 100 mil habitantes, en un 41.70 por ciento.

A escala nacional, el comportamiento de la incidencia de defunciones por homicidio se mantiene al alza desde 2015, cuando el indicador pasó de 16.7 casos por cada 100 mil habitantes a 17.1, en tanto que en 2016 alcanzó 20 sucesos por cada 100 mil habitantes.

Ello, luego que en 2014 se registrara una variación a la baja, de 19.5 casos por cada 100 mil habitantes en 2013 a 16.7.

No obstante, en cifras absolutas Michoacán ocupó el séptimo sitio en el país en incidencia de defunciones por homicidio en 2017, al registrar mil 732 casos.

Estado de México, con 3 mil 76 casos, fue en 2017 la entidad más letal para la población en general en el lapso de referencia, seguido por Guerrero, 2 mil 637; Guanajuato, 2 mil 285; Chihuahua, 2 mil 248; Baja California, 2 mil 169, y Veracruz, mil 851.

Por su parte, las entidades con menor incidencia fueron Yucatán, 52 casos; Campeche, 78; Aguascalientes, 84; Tlaxcala, 126; Durango, 200; Querétaro, 218, y Coahuila, 275.

En México, durante 2017, el grueso de los homicidios fue cometido por agresión con arma de fuego; otras causas de fallecimiento por asesinato fueron agresión por objeto cortante; otros medios de agresión; ahorcamiento, estrangulamiento, sofocación y sumersión; agresión por fuego, llamas, humo y explosión; y agresión por drogas, medicamentos y productos químicos y biológicos.