MORELIA, Mich., 26 de abril de 2018.- México se colocó en lo que va de 2018 en el segundo sitio entre los países más letales para quienes ejercen el periodismo en el mundo, afirmó Reporteros sin Fronteras (RSF), con el homicidios de dos profesionales de la comunicación en el lapso de referencia.

A través de su Barómetro de las Violaciones de la Libertad de Prensa, RSF detalló que en México han sido asesinados un periodista y un periodista ciudadano, ambos casos relacionados con su labor de comunicación e investigación.

El 13 de enero de este año Carlos Domínguez Rodríguez, periodista de Noreste Digital y  Horizonte de Matamoros, perdió la vida; la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a seis personas por este crimen, tres de los cuales también señalaron ser comunicadores. De acuerdo con la dependencia, en el asesinato de Carlos Domínguez no hubo participación de la delincuencia organizada.

Por su parte, el 5 de febrero Pamika Montenegro, periodista ciudadano de Sillón TV y conocida por su personaje de La Nana Pelucas, pereció. La también youtuber recibió desde 2016 amenazas de muerte por su supuesta vinculación y de su esposo con la delincuencia; además, fue señalada como informante del gobierno y se le atribuyó la administración de la página en Facebook Acapulco sin Censura, donde hacía señalamientos contra presuntos pandilleros. Maquillaje, sátira política y entrevistas con políticos locales completan su acervo.

RSF definió que Ecuador, India y Siria, con tres periodistas, periodistas ciudadanos o colaboradores periodísticos muertos cada uno, son los países más peligrosos para la vida de quienes ejercen la labor de informar.

Les siguen  México y Yemen, con dos casos cada uno.

Brasil, Paquistán, Palestina y Eslovaquia, con un caso cada uno, ocupan el tercer lugar en el mundo en letalidad para periodistas en el curso de 2018.