MORELIA, Mich., 14 de enero de 2019.- Durante los últimos tres años, el sector educativo en Michoacán se fortaleció cualitativa y cuantitativamente: se logró disminuir el analfabetismo de en más de dos puntos porcentuales; se amplió la cobertura en educación básica en más de un 90 por ciento y se redujeron los niveles de reprobación del nivel secundaria a menos de dos dígitos.

Así lo informó el Secretario de Educación Pública en el estado, Alberto Frutis, quien añadió que por tercer año consecutivo, Michoacán ha logrados concluir los periodos lectivos, sin paros ni tomas, merced la voluntad política de la administración de Silvano Aureoles, que se mantiene activa y vigente en la mesa de negociaciones con las diversas expresiones sindicales.

En el recuento, el encargado de la política educativa manifestó que el mejoramiento de los indicadores de educación en Michoacán, por primera vez en más de 20 años, ha sido una tarea complicada, porque la autoridad educativa ha tenido que hacer frente a problemas sistemáticos que se niegan a desaparecer como es: la venta de plazas, el chantaje sindical, los paros y manifestaciones magisteriales sin consecuencias laborales, entre otros que han lastimado la formación de miles de infantes y jóvenes”.

“Hemos tenido que pisar callos y combatir estas malas prácticas, algunas de ellas encabezadas por líderes sindicales, que ni beneficiaron a los trabajadores ni a la educación, y si en cambio generaron manipulación e inconformidad del magisterio”, acusó.

“Por primera vez en 20 años, los indicadores ubican al estado en mejores posiciones en lo que al combate al rezago educativo se refiere. Hemos mejorado sustancialmente nuestro rendimiento frente a otras entidades”, aseguró.

Prueba de ello, reveló, es la reducción de 2.2 puntos porcentuales en la tasa de analfabetismo, cifra que en 2015 era de 8.2 por ciento.

El Secretario de Educación sostuvo que la tasa de reprobación en educación primaria al cierre del ciclo escolar anterior fue prácticamente inexistente y en secundaria se disminuyó de 10.7 a 9.5 por ciento por primera vez la reprobación en este nivel es menor en 2 dígitos.

En cuanto a educación básica, manifestó que 9 de cada 10 escuelas son públicas y atienden a 9 de cada 10 estudiantes la cobertura de preescolar es de 78 por ciento, en primaria 100 por ciento y secundaria 91 por ciento.

En la numeralia, Alberto Frutis indicó que la absorción en secundaria fue de 94.5 por ciento, Media Superior de 95.2 por ciento y Superior de 63.3 por ciento; es así, que en la educación media superior 7 de cada 10 escuelas son públicas, en ellas se atiende a 8 de cada 10 estudiantes media superior 66 por ciento y superior 25.5 por ciento.