MORELIA, Mich., 17 de octubre de 2019.- Más allá de portar un moñito rosa en las solapas durante todo el mes de octubre, de declarar el 19 de cada mes como Día Estatal de la Lucha contra el Cáncer de mama y de un falso debate en tribuna sobre la cobertura para su atención, los legisladores saben que no se pueden quedar en la manifestación solidaria, sino que deben influir en políticas públicas de prevención y atención de esa enfermedad.

En vísperas del Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama que se conmemora el próximo 19 de octubre en el Congreso del Estado llovieron los exhortos, los posicionamientos, pero solo una iniciativa de ley se aprobó, la promovida por la diputada Adriana Hernández para que los trabajos de concientización y prevención no sean una vez al año sino una vez al mes.

El diputado del Partido Revolucionario Institucional Marco Polo Aguirre es quien más claro tiene que todas las propuestas se deben aterrizar en políticas públicas para las que se requiere dinero por lo que consideró que los diputados tienen la obligación de revisar ese rubro en el presupuesto de salud que se aprobará antes de que finalice este 2019.

Lucila Martínez, diputada del Partido Verde Ecologista, consideró que es a través de la educación como se puede prevenir y ella lo que hace es dar pláticas de orientación a adolescentes de secundaria y preparatoria sobre los cuidados que deben tener para evitar el cáncer de mama que van desde la alimentación hasta el mastógrafo.

Ellos dos, así como Fermín Bernabé de Morena, José Antonio Salas del Partido Acción Nacional y Humberto González del Partido de la Revolución Democrática, coincidieron en que como legisladores siempre han apoyado todas las propuestas que en ese tema presentan generalmente las mujeres legisladoras, pero hace falta que se consideren en las políticas públicas.

Varios de ellos dijeron ser especialmente sensibles a esa enfermedad porque les ha tocado que alguien cercano la padezca, razón por la que a través de la Coordinación de Gestoría y Atención Ciudadana y en sus casas de enlace apoyan para los tratamientos a las mujeres que solicitan ayuda cuando ya les han detectado la enfermedad como Salas y Aguirre

Otros se coordinan con las instituciones de salud, como González, para llevar a los municipios y no solo a las cabeceras sino a las tenencias y comunidades de las que difícilmente salen las mujeres para hacerse una mastografía y prevenir el cáncer o atacarlo en etapas tempranas para que no sea fatal.

Algunos, como Bernabé, incluso tienen ya su propia unidad, con médicos y fármacos para recorrer tenencias y comunidades y prevenir el cáncer de mama, así como la diabetes mellitus y la hipertensión arterial que son los tres padecimientos que están matando a los michoacanos.

A la tribuna pasaron la propia Lucila Martínez, las petistas Brenda Fabiola Fraga y Teresa Mora, la panista Refugio Cabrera, la perredista Araceli Saucedo, pero los ánimos ya estaban caldeados porque antes se plantearon dos exhortos al Gobierno Federal para que garantice el abasto de los medicamentos que requieren los niños con cáncer y todos los pacientes diagnosticados porque hace meses que hay desabasto y en el Congreso del Estado la bancada de Morena no permite que cuestione al Gobierno Federal.