MORELIA, Mich., 22 de julio de 2019.- Un total de 250 familias afectadas en las colonias Prados Verdes y Carlos Salazar dejó la lluvia que se registrara en Morelia la tarde del domingo, 22 de julio, refirió Roberto Reyes Cosari, secretario de Bienestar y Política Social.

Expresó que, en el caso de la colonia Prados Verdes, la población perjudicada por el meteoro se concentró en las calles Paseo del Roble, Paseo de las Galeanas, Paseo del Nogal y Paseo del Pino, en tanto que en la colonia Carlos Salazar el impacto fue ocasionado, primordialmente, por el ingreso de hasta 15 centímetros de agua en cocheras y patios de algunas viviendas.

Detalló que, al momento, se implementa un cerco sanitario para evitar la propagación de enfermedades asociadas con inundaciones y encharcamientos severos, además de que se entregarán kits de limpieza en los hogares donde se reportó acumulación de agua o lodos.

Mencionó que se mantendrán recorridos para verificar que no se hubieran generado daños mayores o estructurales, así como para revisar si se tienen viviendas con pérdida de sus techumbres por la caída de granizo, que acompañó a la lluvia del pasado domingo.

“Anoche (domingo 21 de julio) destapamos algunas coladeras para mejorar la fluidez del agua, evacuamos a una familia y realizamos un censo preliminar de afectados; ahora, la prioridad es el cerco sanitario para prevenir enfermedades”, reiteró Reyes Cosari.

De acuerdo con Rogelio Rangel Reguera, titular de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos de Morelia, personal de la instancia recorrerá las viviendas que experimentaron ingreso de agua para extraer el líquido en los aljibes y apoyar la limpieza de los espacios, para reducir riesgos de padecimientos gastrointestinales.

Además, personal de las direcciones de Salud Municipal y Residuos Sólidos atenderá las vialidades más perjudicadas por la acumulación de materiales de desecho, lodos y aguas residuales, mientras que el Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS) intervendrá la red hídrica y sanitaria para buscar asegurar el adecuado flujo de las descargas pluviales y sanitarias, sin obstrucción por basura.

Reiteró que los daños se concentraron en las colonias Carlos Salazar y Prados Verdes, en tanto que en otros sitios del municipio se tuvieron encharcamientos, sin mayores incidencias.

Ante reclamos de segmentos de la población respecto de la insuficiencia de acciones de prevención y contención de inundaciones y encharcamientos severos, Rogelio Rangel afirmó que “hemos hecho mucho, desde enero, para tratar de evitar los perjuicios, si no hubiera sido así las consecuencias serían gravísimas y ya estarían totalmente inundadas las colonias más vulnerables”.

Rangel Reguera señaló que, no obstante, para tener un mejor avance en la prevención y contención de inundaciones y encharcamientos severos se requiere de inversión en infraestructura hídrica y sanitaria, para lo que se necesita de la asignación de los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), por la declaratoria de Morelia como zona de desastre tras las lluvias que en octubre de 2018 dejaran 42 asentamientos damnificados.