MORELIA, Mich., 4 de diciembre de 2018.- Los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores reconocieron que la seguridad pública es unos de los grandes retos que enfrenta el país, por lo que apelan a la coordinación horizontal para generar instrumentos necesarios para apoyar a todos los estados y municipios en este tema.


Ello quedó asentado en la cuenta de Twitter del gobernador Silvano Aureoles, quien hizo publico el posicionamiento de la Conago ante la intromisión de los llamados superdelegados en temas de seguridad.


Con un arrobado directo al presidente Andrés Manuel López Obrador, Aureoles Conejo dijo que la inseguridad es un terrible flagelo que compromete a los mandatarios a trabajar unidos, coordinados y sin titubeos, en una sola estrategia, “en la cual se reconozca de igual a igual a los gobiernos estatales”.


Asimismo, detalló tres puntos importantes que resultaron del diálogo que sostuvieron este martes los gobernadores en funciones y el electo de Jalisco, los cuales son:

  1. No está conciliada la ruta precisa de intervención en Estados y Municipios
  2. Se desconocen los esquemas en materia de inteligencia,
  3. Se han omitido controles de confianza de los nuevos delegados, que ya intentan intervenir en toda línea de mando.

De igual forma expresó que los superdelegados se han atribuido la coordinación del Plan Nacional de Paz y Seguridad, en las distintas entidades donde ya operan, lo cual ha conflictuado las estructuras legalmente constituidas y así invadiendo las facultades legítimas de los mandatarios estatales.


“Mezclar responsabilidades de la política social con las de la seguridad y procuración de justicia, nos parece equivocado; es urgente revisar y reconsiderar la participación en temas de seguridad de los delegados de programas para el desarrollo”.


Y concluyó llamando a López Obrador a hacer equipo y de esa manera construir en conjunto un plan acional de seguridad exitoso “que garantice la integridad y paz de los mexicanos.