Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
ramon-hernandez-iem-4-1
Foto: Archivo

Liquidaciones son costumbre desde 2005 y son legales: IEM

Rebeca Hernández Marín/Quadratín/III de III
 
| 19 de octubre de 2016 | 7:07
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 19 de octubre de 2016.- Los consejeros del Instituto Electoral de Michoacán (IEM) Ramón Hernández Reyes y Humberto Urquiza Martínez justifican como legales las doble indemnizaciones que se auto asignaron en julio de 2014, bajo la figura de pasivos laborales, por ser trabajadores y para poder mantener sanas las finanzas de la institución.

El consejero presidente, Ramón Hernández Reyes dio a conocer que, incluso, en 2013 también fue liquidado al pasar de secretario general a consejero presidente ya que es una práctica interna que aplica desde 2005, cada vez que hay cambio en la presidencia y del Consejo General, aunque se concretó a mencionar vacaciones, aguinaldo y antigüedad en esas liquidaciones.

Los dos consejeros, originalmente designados por el Congreso del Estado en marzo de 2013 y ratificados como tales por el Instituto Nacional Electoral en septiembre de 2014, argumentan que sus liquidaciones tienen sustento en el reglamento interno y una máxima laboral es que los derechos adquiridos no pueden ser disminuidos, pero evadieron explicar las dobles indemnizaciones, como si hubieran sido despedidos y se les negara la reinstalación, cuando siguen ocupando los mismos puestos.

Ambos consejeros reconocen que el tema de la aplicación de los recursos públicos es sensible para la sociedad y más en un estado como Michoacán que tiene años inmerso en una crisis financiera, precisamente por la poca claridad que hay en el gasto público, pero disienten de la opinión de los especialistas consultados de que no hayan sido legales sus liquidaciones o que hasta pudieran haber incurrido en el delito de peculado.

El presidente del Consejo General del IEM explicó a Quadratín que cuando decidieron hacer “el corte de caja” fue cuando no sabían que iban a volver a ser nombrados por el Instituto Nacional Electoral (INE) como consejeros porque si bien es cierto que participaron en el nuevo proceso de selección, también lo es que fueron suspendidos con el nuevo mecanismo estipulado en la reforma político electoral de 2014.

“Si a mí me preguntas hoy cómo está cotizando Ramón Hernández Reyes, Ramón está cotizando con un pasivo laboral desde 2014 a la fecha… yo ya no le resulto tan caro al Instituto porque entré en el 2004 y en el 2013 hago corte de caja…

humberto-urquiza

“Yo empiezo a contar con el nuevo sueldo y mi expectativa de permanencia era por seis años, es decir, no iba a salir si otra cosa no ocurría hasta el 2019, pero sí ocurrió, en 2014 se vienen la reforma electoral y dicen, a ver, aquí se va a hacer corte de caja, los consejeros que fueron electos llegan hasta aquí y se va a llevar a cabo un nuevo proceso”.

Humberto Urquiza Martínez, considera que un consejero electoral, en cualquier estado del país, es un trabajador, que se diferencia por el mecanismo del nombramiento y las funciones que tiene, pero es un trabajador y por lo tanto tiene obligaciones y derechos.

“Te pongo una muy fácil, tengo la obligación de trabajar, cumplir, venir, y el derecho a que me paguen, a prestaciones de todo tipo que marca la ley y en esa perspectiva el concepto de lo que se conoce como liquidación, en el caso mío en 2014, por el tema de pasivos laborales, porque se está partiendo de la idea de que sí somos trabajadores, insisto, con la variable que tú quieras.

“Es más, la Suprema Corte ya ha determinado que la única diferencia que tenemos nosotros con una función alta frente a uno que digamos tiene su base, es que nosotros no tenemos la seguridad en el empleo; bueno, yo en cuatro años me voy y, por ejemplo, alguien que tiene un contrato permanente se va a estar toda su vida y se puede jubilar; la única diferencia que tenemos él y yo es que yo no tengo la seguridad de quedarme aquí, yo en cuatro años me voy, se acabó”.

Él también contextualiza que en 2013 hubo liquidaciones pero esa no le tocó porque acaba de entrar, pero sí la de 2014 porque fue designado para dos procesos electorales que eran seis años aproximadamente y esa era su expectativa de trabajo en aquel momento en que fue designado consejero electoral por el Congreso del Estado.

Ambos consejeros coinciden en que nunca negaron haberse auto liquidado por doble partida, pero con matices ya que, Hernández Reyes dice hay algunas malas interpretaciones sobre lo que son los pasivos laborales, mientras que Urquiza Martínez expone que nunca le habían preguntado hasta que lo hizo Quadratín.

Pero si se preguntó oficialmente, a través de la ventanilla de acceso a la información, dos ciudadanos pidieron conocer, a través de dos solicitudes diferentes, el monto de la liquidación o finiquito que recibió el consejero presidente y los consejeros salientes y son las 202 y 204 de 2014, las cuales se pueden consultar en la página del propio IEM.

La respuesta al requerimiento de información 202 fue: “No ha habido liquidación alguna para el Dr.  Ramón Hernández Reyes como Consejero Presidente del Instituto electoral de Michoacán, ni tampoco como Secretario General del propio instituto”.

La respuesta institucional a la solicitud de información 204 fue en términos similares: “No hubo en el caso de los consejeros electorales salientes liquidaciones y/o finiquitos”,

Ambas respuestas aniquilaban las preguntas consecuentes como montos o sustento legal, pero la respuesta oficial que obtuvo Quadratín, por la misma vía, fue exactamente contraria, lo cual muestra que el IEM, al menos en eso, mintió.